El Palacio de Gutierre de Cárdenas recibe tratamiento para la carcoma

El Ministerio de Justicia y CANNAC y 3 arquitectos han contratado a Rentokil Initial para un tratamiento en los Juzgados del municipio toledano de Ocaña, un palacio deteriorado por los efectos de la carcoma.

Construido en el s.XV por orden de don Diego Gutierre de Cárdenas, la actual sede de los juzgados de Ocaña, y más conocido como Palacio de Gutierre de Cárdenas, está recibiendo tratamiento por el equipo de Rentokil Initial frente a una plaga de carcoma y hongos de la madera.

 

Un palacio considerado como el más elegante, grande y cargado de la historia de toda Castilla, de estilo gótico y mudéjar. Tras un estudio de biodeterioro llevado a cabo por CANNAC y 3 arquitectos, se identificaron daños en los artesonados de los despachos y el maderamen del claustro a causa de la plaga de carcoma y hongos de la madera.

Los anóbidos (carcoma común) y cerambicidos (carcoma gigante) son los insectos de la madera que han afectado a las instalaciones alimentándose de la celulosa del maderamen, dejando agujeros en el mobiliario. Los hongos de pudrición, una vez penetran la madera por los orificios naturales, realizan una destrucción bioquímica del sistema enzimático de la madera haciendo que pierda sus constituyentes y propiedades.

Rentokil Initial ha iniciado la aplicación de un tratamiento curativo preventivo para impedir el deterioro de los materiales afectados por la plaga, combinando varias técnicas de pulverización e inyección de biocidas para un tratamiento más eficaz: inyección a presión a través de válvulas de retención, pulverización air-less, microinyección a baja presión, pincelado y proyección presurizada con gel insecticida-fungicida de alta penetración. Esta combinación de técnicas permite llegar tanto a la cara más superficial de las piezas deterioradas, como conseguir una penetración total que garantice la eliminación de la carcoma y los hongos.

El tratamiento de los Juzgados de Ocaña tuvo comienzo a principios de diciembre, con una duración de tres semanas, garantizando la eliminación de la plaga.