El otro día, ordenando fotos antiguas en casa, encontré unas cuantas que se correspondían con una época de mi vida que pasé en Londres. Fue acabar la mili y allí que me planté sin un duro en el bolsillo...