Ahora que ya estamos en privamera lo primero que notamos es que la luz del día dura más. Aunque el invierno nos recuerda que todavía no ha acabado y nos lo demuestra diariamente con  esas temperaturas bajas a primera...