pine-processionary-moth-banner

Procesionaria del pino

Solicite una inspección gratuita en el 900 907 132  o por e-mail

Riesgos de la procesionaria del pino

Una plaga de procesionaria del pino puede tener graves consecuencias, tanto para personas y animales, como para su negocio, puesto que el miedo a entrar en contacto con sus pelos urticantes puede provocar rechazo y resistencia a acudir a su negocio.

La procesionaria del pino está ampliamente extendida por toda España, y se encuentra de forma natural en los bosques, afectando principalmente a todas las especies de pinos, aunque también puede llegar a afectar a cedros o robles. En ocasiones, como consecuencia de condiciones climáticas o actuaciones humanas, se pueden producir desequilibrios que hacen necesario intervenir para reducir sus poblaciones, evitando de esta forma fuertes defoliaciones que podrían debilitar y colapsar los bosques afectados.

Consecuencias para el negocio

Los daños potenciales para su negocio incluyen alarma generalizada y pérdida de la confianza en usted o su negocio. Las posibilidades de reclamaciones legales incluyen enfermedades o daños causados por el contacto con los pelos urticantes de las orugas. La defoliación y el daño a largo plazo de los pinos pueden llegar a afectar a su negocio, sobre todo a negocios de hostelería, sector educativo y Administración Pública.

Consecuencias para las personas

El contacto con los pelos de las orugas puede provocar diversas reacciones en las personas:

  • Inflamación de los ojos o conjuntivitis.

  • Inflamación de la boca, la garganta y las vías respiratorias.

  • Fatiga, mareos, escalofríos, fiebre y reacciones alérgicas en casos concretos.

En Rentokil recomendamos siempre intentar identificar los indicios de procesionaria del pino para evitar problemas mayores, sin embargo esto no siempre es posible hacerlo a tiempo. Por tanto, en el caso de que alguien entre en contacto con los pelos urticantes, conviene lavar la zona afectada con abundante agua. Acuda a su médico en caso de erupción cutánea o síntomas de conjuntivitis.

Para prevenir las erupciones, los especialistas aconsejan evitar cualquier contacto físico, no sólo con las orugas procesionarias del pino, sino también con sus nidos, o con los árboles afectados por esta plaga, ya que sus pelos alergénicos pueden despegarse de sus cuerpos y ser arrastrados por el viento hasta entrar en contacto con personas y animales.

Llame a Rentokil al 900 907 132 o envíenos un mensaje, nuestro equipo de profesionales le atenderá solucionando sus dudas y facilitándole las soluciones más adecuadas a su problema.