Contenedor para fumigación

Fumigación

Solicite una inspección gratuita en el 900 903 143  o por e-mail

Fumigación recintos cerrados

Los tratamientos de fumigación consisten en introducir un agente químico en estado gaseoso (en Rentokil España autorizados fosfina y nitrógeno) dentro de un volumen /recinto que se denomina área de fumigación. 

Para conseguir el objetivo fundamental de los tratamientos de fumigación, que es la eliminación de plagas, es necesario mantener en dicho área una concentración de la sustancia gaseosa durante un período de tiempo determinado. 

Se denomina fumigación en recintos cerrados cuando se utilizan los elementos existentes (paredes, techos, suelos) fabricados con materiales impermeables al paso del gas (fábrica de ladrillo, chapa metálica, hormigón etc.) para construir la “cámara hermética”. 

Para conseguir una hermeticidad razonable en el área de fumigación, es necesario sellar los huecos que comunican el área de fumigación y la atmósfera exterior, de modo que se evite la pérdida de fosfina. 

Los recintos cerrados para fumigación son básicamente: 

  • Edificios (en su totalidad o determinadas estancias) 
  • Contenedores de transporte 
  • Silos

En edificios, los elementos más comunes a tener en cuenta para evitar pérdidas de fosfina entre el interior (área fumigada) y el exterior son: puertas, ventanas, pasos de conducciones eléctricas y de climatización, chimeneas, rejillas, arquetas, etc. Existen instalaciones que no reúnen las condiciones necesarias para fabricar una “cámara hermética”o área de fumigación.Estas instalaciones se descartan y es necesario buscar otra alternativa.

Los contenedores de transporte son elementos idóneos para fumigación, ya que aseguran buena hermeticidad, se sellan fácilmente y permiten transportar la mercancías a fumigar a zonas donde se puede realizar el tratamiento con seguridad respecto a las personas, como patios aislados y lugares vallados (movilidad del área de fumigación). 

Existen varios tipos de contenedores de transporte que son adecuados para la realización de tratamientos de fumigación:

  • Contenedor general. Con un solo aislamiento. Para transporte general. 
  • Contenedores aislados. Con doble aislamiento refrigerados. 
  • Contenedor abierto. Con un solo aislamiento. Para maquinaria pesada, que se recubre con lona. (“Open top”). Dificultades en el sellado.

Finalmente los silos, tanto por su estructura como por su contenido (normalmente cereales con alto riesgo de infestación por insectos de los productos alimenticios) son uno de los recintos mas usuales para la realización de tratamientos de fumigación, al igual que en el resto de operaciones de control de plagas, es muy importante la colaboración estrecha del personal de mantenimiento del cliente, en este caso, tienen que desconectar las toberas de entrada y salida de mercancía del silo del resto de las instalaciones.


Pasos siguientes

Encuentre su delegación de Rentokil

Código postal