Contenedor para fumigación

Fumigación

Solicite una inspección gratuita en el 900 903 143  o por e-mail

Fumigación

La fumigación es un tratamiento de control de plagas basado en el uso de fumigantes. Un fumigante es un agente químico que, a temperatura y presión normales, se encuentra en forma gaseosa y que puede mantenerse a una concentración suficiente para eliminar las plagas.

Los fumigantes son diferentes de los humos (que son partículas sólidas dispersas en el aire) y de las nebulizaciones o aerosoles (que son partículas líquidas dispersas en el aire).

Las partículas y las gotas no penetran en las mercancías ni se difunden por el aire tan bien como los gases fumigantes.

También el término fumigación, se ha empleado durante muchos años como un genérico para definir las actividades de las compañías de control de plagas, y se las conocía como “empresas de fumigación”. Pero para ser coherentes con nuestra posición como expertos, en Rentokil Initial solo usamos el término fumigación cuando nos referimos a los tratamientos de control de plagas realizados con gases.

Por las características propias de los fumigantes, su utilización presenta una serie de ventajas.

Ventajas de la fumigación

  • Los fumigantes se difunden y penetran en ranuras, grietas y mercancías eliminando las plagas en todas las fases de su ciclo de vida. 
  • Pueden alcanzarse niveles de eliminación de las plagas superiores al 99%. 
  • Cuando se utilizan a las concentraciones correctas y adecuadas, dejan residuos insignificantes, por lo que se pueden utilizar con seguridad para tratar productos alimentarios. 
  • Debido a su poder de penetración, pueden ser utilizados en lugares donde cebos, polvos o aerosoles no serían eficaces.

Principales usos de la fumigación

  • Industria Alimentaria (harinas, frutos secos, legumbres, café, cacao y tabaco) en tratamiento para eliminar Insectos de Productos Almacenados (IPA's). 
  • Tratamiento de carácter ambiental para prevención y control de fuertes infestaciones en recintos cerrados (contenedores, naves industriales) y en materiales apilables. 
  • Tratamiento de la madera contra xilófagos (muebles y vigas). 
  • Control de topos en praderas y jardines.

Llame a Rentokil al 900 903 143 si desea hablar con un experto en control de plagas o concertar una inspección gratuita.

Debido a su alta toxicidad, los productos fumigantes solo pueden ser utilizados por personal cualificado de RENTOKIL, los cuales poseen los materiales, la experiencia y la formación adecuada para llevar a cabo el tratamiento de fumigación.

Limitaciones de la fumigación

La claridad es una de nuestras constantes, por eso es importante que nuestros clientes conozcan las características que limitan los usos de la fumigación como metodología de control de plagas:

  • Un fumigante es eficaz cuando el gas está presente en una concentración adecuada, y durante un tiempo determinado. 
  • Tras la fumigación, después de efectuar la ventilación, no existe ningún efecto insecticida o rodenticida residual. 
  • El abanico de fumigantes que actualmente podemos elegir es limitado (fosfina y nitrógeno). 
  • Algunos materiales y mercancías pueden dañarse seriamente con los tratamientos de fosfina...(elementos compuestos de oro, plata y cobre, componentes electrónicos, seda…).

Pasos siguientes

Encuentre su delegación de Rentokil

Código postal