Tratamientos de plagas por calor

Expertos en higiene ambiental

Solicite una inspección gratuita en el 900 903 143  o por e-mail

Tratamiento de calor

El uso cada vez más racional y restringido de productos biocidas nocivos para el control de insectos ha obligado a las empresas responsables de control de plagas a evolucionar en su forma de combatir la presencia de insectos. Por suerte para todos, atrás han quedado los tiempos en los que se hacía un uso indiscriminado de insecticidas, tiempos en los que algunas empresas poco responsables, literalmente, mataban las cucarachas con auténticas bombas insecticidas. 

Rentokil Initial desde sus inicios ha cumplido la máxima de emplear el menor producto nocivo a la menor concentración posible, e introdujo el concepto de control integral de plagas en el que se prima más la acción de inspección y la adopción de medidas físicas preventivas sobre el uso de biocidas 

Fieles a esta filosofía en Rentokil Initial llevamos ya varios años investigando y aplicando las metodologías de calor con una forma eficaz, rápida, segura y ecológica de eliminar a los insectos. Hemos desarrollado nuestro propio sistema, conocido internacionalmente como Entotherm. 

Inicialmente comenzamos a trabajar en esta metodología para combatir el creciente problema de chinches que estaba afectando a la industria hotelera tanto en Europa como en Estados Unidos; ya que al estar libre de productos nocivos no era necesario mantener plazos de seguridad y en un único tratamiento se podía controlar la plaga, quedando la habitación lista para su ocupación inmediatamente después de realizar el tratamiento.

¿Cómo funciona?

Basicamente consiste en un equipo móvil que eleva la temperatura en un espacio cerrado y determinado, la habitación de un hotel o la barra de un bar, por ejemplo, hasta un punto en el que se puede eliminar la presencia de insectos en todos sus estadios: huevos, larvas, pupas y adultos; sin dañar al resto de materiales presentes en la zona. Una vez que se ha alcanzado la temperatura crítica en todas las zonas del tratamiento, se mantiene durante unas horas para asegurar que los insectos son eliminados al 100%. 

Previamente al tratamiento se tienen que realizar unos trabajos de acondicionamiento del área con el fin de evitar fugas de calor o que lo insectos encuentren refugio en zonas donde no se alcance la temperatura crítica. También y para asegurarnos que el tratamiento cumple con nuestros protocolos de seguridad y eficacia, todo el proceso es monitorizado por control remoto a través de unas sondas calóricas conectadas a un sistema informático que controlan en todo momento las temperaturas alcanzadas. 

Actualmente estamos utilizando con éxito esta técnica en tratamientos contra chinches, pero también puede ser utilizada en tratamientos contra polillas y gorgojos de los productos almacenados o cucaracha alemana en hostelería.


Más información

Encuentre su delegación de Rentokil

Código postal