inspection-equipment-banner2

Expertos en higiene ambiental

Solicite una inspección gratuita en el 900 907 132  o por e-mail

Calidad Ambiental Interior (CAI)

El servicio de Calidad Ambiental Interior es una actividad clave dentro del amplio abanico de servicios de Higiene Ambiental que proporciona Rentokil Initial España. Nuestro objetivo es  asegurar la salud de nuestros clientes, sus instalaciones y su marca; que en el caso de la Calidad Ambiental Interior, lo hacemos manteniendo  los estándares de salubridad marcados por la ley  en los edificios y demás instalaciones susceptibles de ser ocupadas por personas.

Este servicio es complementario de los ya tradicionales servicios de control de plagas, control de legionella, servicios de higiene para baños, aromatización y decoración de espacios interiores, que Rentokil Intiial lleva más de 30 años prestando en España.

¿Qué es?

La calidad ambiental interior se define en la norma UNE 171330, como las condiciones ambientales de los espacios interiores adecuados al usuario y actividad, definidas por los niveles de contaminación química, microbiológica y por los valores de los factores físicos. 

Por otra parte, la norma UNE 100012 define como calidad aceptable del aire, el aire que no contiene sustancias contaminantes en cantidades tales que resulten nocivas para la salud y cuya calidad sea satisfactoria para el 80% de las personas expuestas.

Factores que empeoran la Calidad Ambiental Interior

Existen diversos factores que influyen en el empeoramiento de la calidad del aire interior, algunos derivados de la actividad humana en su interior y otros derivados del propio edificio en sí. Podemos destacar los siguientes factores: 

• Se construyen edificios cada vez más herméticos por razones de ahorro energético, disminuyendo la ventilación natural con un menor aporte de aire renovado del exterior en favor del reciclado del aire interior. 

• La gran variedad de materiales de construcción, recubrimiento y aislamiento, de elementos decorativos (barnices, moquetas…) que acompañan a estos edificios pueden originar diferentes contaminantes en el ambiente interior. 

• Elementos como el mobiliario y el equipamiento: fotocopiadoras, etc. 

• Los propios ocupantes y sus actividades 

• Las operaciones realizadas en los diferentes planes de autocontrol: agua de consumo humano, sistemas de climatización, torres de refrigeración, limpieza, DDD…

¿Por qué es necesario?

Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en espacios cerrados, y por tanto la calidad del aire interior afecta a nuestra salud de forma directa. 

Cuando la CAI de un local presenta deficiencias, esto repercute de manera notable en el confort de los trabajadores y usuarios, dando lugar a molestias, sensaciones de malestar e incomodidad (deslumbramientos, falta de concentración, mareos, tos, etc.). Pero una mala CAI no sólo origina molestias, sino que también puede dar lugar a la aparición de enfermedades que, en general, no suelen ser graves, pero que han de evitarse garantizando un entorno saludable. 

Una mala calidad del ambiente en interiores puede originar los siguientes efectos adversos: 

• Síntomas relacionados con el síndrome del edificio enfermo (SEE), enfermedad reconocida por la OMS desde 1982 

• Descenso de la productividad debido al incremento del absentismo 

• Pérdida de la imagen corporativa 

• Repercusiones legales

Síndrome del edificio enfermo (SEE)

“Fenómeno que se presenta en ciertos espacios interiores no industriales y que produce, en al menos un 20% de los ocupantes, un conjunto de síntomas tales como sequedad e irritación de mucosas, dolor de cabeza, fatiga mental e hipersensibilidades inespecíficas, sin que sus causas estén perfectamente definidas.” Es muy característico del SEE que los síntomas desaparezcan al abandonar el edificio. 

El SEE no suele tener una causa única sino que suele ser multicausal. Los edificios con este síndrome suelen reunir varias de las siguientes características: 

• Edificios herméticos con ventanas no practicables 

• Edificios nuevos o recientemente remodelados 

• Baja calidad de los materiales de construcción 

• Sistema de ventilación mecánica común a todo el edificio o a amplios sectores del mismo, en los que se recircula gran parte del aire

• Superficies interiores recubiertas, en gran parte, con materiales textiles (alfombras, moquetas, etc.)


Pasos siguientes

Encuentre su delegación de Rentokil

Código postal