control-de-plagas-supermercados

Pequeño comercio de alimentación

Solicite una inspección gratuita en el 900 903 143  o por e-mail

Pequeño comercio de alimentación

Los tenderos y otros minoristas de productos alimenticios tales como carniceros o panaderos deben emprender acciones prácticas para evitar el daño que un problema de plagas puede causar a sus existencias y a su reputación. Las mayores amenazas vienen de los roedores, las cucarachas y las moscas pero un gran número de plagas pueden verse atraídas por el calor y por la presencia de comida a su alcance.

Soluciones de Rentokil para el control de plagas en pequeño comercio de alimentación

Nuestros técnicos son de su misma zona y están ahí para proporcionarle apoyo, ya sea un problema de plagas que ocurra una sola vez o para proporcionarle la tranquilidad de un plan de servicio. Con nuestro Servicio de Prevención de Plagas, su técnico local visitará regularmente su tienda para revisar y rellenar las estaciones de cebo, buscar signos de actividad de plagas, identificar riesgos potenciales y aconsejarle sobre los pasos que puede dar para reducir el riesgo de problemas de plagas.

Un único punto de contacto

Para los clientes con varios negocios ofrecemos un único interlocutor para los servicios de control de plagas

Problemas sanitarios potenciales provocados por la contaminación

Todas las plagas contaminan la comida a través de microorganismos y ponen en riesgo la salud de las personas:

  • Las heces y la orina de ratas y ratones transmiten diferentes patógenos. 
  • Las alergias respiratorias graves y el asma pueden desencadenarse por la descamación cutánea de los insectos. 
  • Las cucarachas pueden provocar reacciones alérgicas y contaminar con salmonella las superficies por las que se mueven. 
  • Se ha demostrado que la quinina del escarabajo de la harina de arroz (atraído por los productos cárnicos) y del escarabajo de la harina roja (habitualmente presente en productos de pastelería) es un agente carcinógeno. 
  • Algunas enfermedades cutáneas están provocadas por polillas de los frutos secos atraídas por los productos de pastelería.

Consecuencias de una infestación por plagas en el comercio minorista de alimentación

  • Daños en la reputación y en la confianza del cliente. 
  • Pérdida de ventas e ingresos derivada de la pérdida de clientes. 
  • Coste de sustitución de los productos deteriorados. 
  • La contaminación alimentaria provocada por las plagas puede incluso llevar al cierre del negocio por parte de las autoridades sanitarias. 
  • Reclamaciones de indemnización.