Verde que te quiero verde | Desinfestados

Verde que te quiero verde

    

Venga va que no se diga: ¿qué levante la mano aquel que labore en una oficina donde haya un equilibro de paz y verdor a su alrededor?

¡Qué no! ¡Qué no se me ha ido la cabeza! Si es que ver una oficina en Lisboa me ha despertado la envidia sana.

Se trata de un edificio acristalado llamado Second Home. En esta empresa practican el co-working en los más de 12.000 metros cuadrados que tiene. A ello sumarle más de 1000 plantas; entre flores y árboles de 100 especies diferentes. ¡Ohhhhh!

Ahora mismo os lo explico: estoy firmemente convencida que a todos nos encantaría trabajar en un sitio como el que ilustra este post. ¿A que sí? Un lugar donde impere, además del buen rollo y el trabajo eficaz, la luz, la limpieza, la salubridad ambiental y si, encima, lo acompañamos de bellas plantas de interior, ¡Pues mucho mejor!

¡Hala ya me he despachado a gusto!

De todos modos, no creáis, que esto es tan sencillo de conseguir. Pero nosotros tenemos la solución y las herramientas para ayudaros.

En Rentokil no todo son bichos, aunque parezca increíble.

Contamos con una división que apuesta por el respeto al medio ambiente y el cuidado de los espacios de interior. Para aquellos que no la conocéis se llama Ambius .

Ambius es toda una autoridad en esto de la llamada decoración de interior con plantas. Tiene más de 25 años de experiencia en el sector y trabaja duro para cubrir las necesidades de sus clientes, ¡hasta de los más exigentes!

Además, entre su oferta, destaca lo que se conoce, y está tan de moda, cómo marketing olfativo . Formas nuevas de hacer que los clientes estén satisfechos e incluso, y lo más destacado, que incrementen sus ventas.

Pero volvamos a las plantas y su relevancia en la decoración.

Se ha demostrado que las plantas, más allá de su función decorativa, tienen una gran influencia sobre el estado de ánimo de las personas y su productividad. No son simples ornamentos con los que deleitar la vista sino que son capaces de inspirarnos y fomentar nuestra creatividad.

Seguro que todos os habéis sentido abrumados y mucho más alegres cuando habéis entrado en algún lugar de ocio, o en un hotel donde las plantas hayan sido las protagonistas. Su vinculo para con nuestras emociones está comprobado.

Está demostrado que reducen el cansancio mental y que tienen efectos positivos, reduce el estrés, relaja e incluso anima. Si no ¿qué me decís de la cantidad de beneficios demostrados por otras ciencias como la fitoterapia o la aromaterapia cuya base es el uso de las plantas?

Fijaros también en el estado de calma que te produce un buen paseo por un bosque o un parque. Así es que ¿por qué no llevar hasta nuestra empresa un trocito de lo que la naturaleza tiene a bien de proveernos?

Pensad que no todos tenemos la suerte de disfrutar a diario del campo, o de vivir en un entorno rodeado de verdor. La solución, por tanto, a este drama de edificios grises y tristes es poner color a nuestros despachos. Además, las plantas de interior son las grandes purificadoras del aire.

La mala calidad del aire interior puede llevarnos a enfermar ¡Y nosotros no queremos eso para vosotros! Hemos de tener ojo y cuidar los espacios en casa y en los negocios, porque derivado de una nefasta calidad del aire que respiramos podemos tener alergias, estar mucho más irritables e incluso llegar a desarrollar lesiones neurológicas.

No subestimemos el efecto purificador de las plantas de interior y apostemos por mantener nuestro entorno más próximo, además de bien decorado, limpio y sano.

Y en esto Ambius es el mejor. En nuestra división contamos con un equipo de paisajistas al que puedes consultar y aportar tus propias ideas. A partir de ahí, junto con la diversidad de plantas con la que contamos, elaborarán un proyecto que se ajuste más a tus necesidades.

Estamos convencidos de quedarás más que satisfecho. ¿A qué esperas? Visita la web www.ambius.es o llama al 900 903 136.

 Y si os gusta, nosotros encantados de recibir vuestras fotos para publicarlas en a través de nuestras redes sociales.