Verdades y mentiras sobre la legionella | Desinfestados

Verdades y mentiras sobre la legionella

    

En los últimos días hemos oído en los medios de comunicación noticias sobre afectados de legionella en la Comunidad Valenciana, y ya que en torno a este tema existe mucha información y también mucha desinformación, en este artículo intentaré explicar un poco cuánto hay de verdad y de mentira en las noticias que oímos sobre la legionella.

La legionella es una enfermedad. Falso

La legionella es la forma coloquial de denominación de una bacteria, en forma de bacilo, que pertenece al género Legionella, más concretamente a la especie Legionella pneumophila. Fue descubierta en 1976 como germen causante de un brote epidémico que afectó a 182 asistentes a una convención de la Legión Americana, de ahí su nombre. La legionella produce legionelosis, que puede presentar dos formas de enfermedad, neumonía o “enfermedad del legionario” y “Fiebre de Pontiac”.

La legionelosis es una enfermedad contagiosa de persona a persona. Falso

No se han registrado casos de transmisión de persona a persona o por ingestión. La forma de contagio es a través de las vías respiratorias por inhalación de aerosoles o aspiración de agua con elevadas cantidades de legionella en ella.

La legionella sólo se encuentra en las torres de refrigeración. Falso

También se encuentra en otro tipo de aparatos generadores de aerosoles, que es a través de donde penetra en el sistema respiratorio del hombre.

La legionella se contagia solo en sitios públicos donde hay agua, como fuentes o sistemas de riego de las ciudades. Falso

Su hábitat natural es el agua, y desde ahí puede llegar a colonizar la red de distribución, donde puede llegar tanto a las instalaciones de agua para uso doméstico como cualquier instalación de uso público o privado que necesite agua para su funcionamiento.

El contagio de neumonía por legionella es más frecuente en verano. Verdadero

La legionella necesita tres factores para sobrevivir: acumulación de agua, temperatura de 20 a 45º C (preferiblemente de 35 – 37º C) y nutrientes como materia orgánica, lodos, corrosión… Por tanto en verano al hacer más calor es cuando empiezan a usarse elementos como aires acondicionados, piscinas, bañeras de hidromasaje…que pueden haber acumulado agua durante el invierno, lo que puede facilitar la multiplicación y el desarrollo de la bacteria legionella.

Las personas de mayor edad  tienen un mayor riesgo de sufrir legionelosis. Verdadero

El 80% de los afectados por legionelosis tiene más de 60 años. Otros factores de riesgo son afecciones respiratorias crónicas, tabaquismo y alcoholismo, inmunodepresión, cáncer, diabetes y corticoterapia.

El mejor tratamiento de control de legionella es un buen sistema de prevención. Verdadero

Para prevenir la legionelosis hay que controlar la vía de entrada y la calidad del agua de la instalación, evitar su multiplicación con un buen plan de limpieza y desinfección, y controlar la generación y el vertido de aerosoles en la instalación.

Existe una normativa aplicable al Control de Legionella. Verdadero

Sobre el control de legionella, podemos mencionar el Real Decreto 865/2003 establece los criterios higiénicos-sanitarios para la prevención de legionelosis, aunque no hay que olvidar la Norma UNE 100030-2005 y las Guías del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Comentarios
  1. Ana Carmen
  2. Ana

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *