Telemadrid, invitado de honor en la lucha contra la carcoma en Colmenar de Oreja | Desinfestados

Telemadrid, invitado de honor en la lucha contra la carcoma en Colmenar de Oreja

    

Hace unas semanas las cámaras de Telemadrid fueron testigos de cómo los expertos en extinción de plagas de Tecma Rentokil ponían fin a la ardua y dañina tarea que la carcoma venía realizando en la estructura de madera dela Plaza Mayor de Colmenar de Oreja. En el centro de la localidad madrileña se encuentra una joya del siglo XVII que todos sus vecinos cuidan orgullos y con recelo, pero que los insectos de la madera estaban empeñados en estropear.

Las vigas de madera que conforman la estructura de la Plaza Mayor estaban en peligro por la acción que la carcoma estaba efectuando sobre ella. Los técnicos de Tecma Rentokil y todos los espectadores de Madrid Directo, pudieron ver cómo estos insectos ya habían taladrado con visibles orificios la madera de la Plaza, que permanecía intacta desde hace ya más de tres siglos. Y es que, a lo largo del tiempo, los agujeros de la carcoma debilitan las vigas y pueden provocar el derrumbamiento del edificio, en este caso de la Plaza, si no se les ataca.

Para evitar el trágico desenlace, el Ayuntamiento de Colmenar de Oreja recurrió a los tratamientos de Tecma Rentokil para la madera. En esta ocasión, uno muy llamativo que atrajo a la televisión. La carcoma se vio obligada a renunciar a su alojamiento de madera datado del siglo XVII gracias al tratamiento de inyección a presión y posterior pulverización air-less de las superficies.

El primer paso para dejar a salvo de la carcoma la madera original de la estructura de la Plaza fue dejar al descubierto las vigas con potentes chorros de arena para quitar la pintura y poder comprobar el daño. Una vez analizado y evaluado los efectos de estos insectos durante su vida allí se pasa a la inyección de un producto insecticida. Una vez el interior de la madera queda aislado y a salvo de la carcoma y sus peligrosas consecuencias es la hora de proteger las caras visibles de las piezas estructurales. Para ello, los técnicos de Rentokil usaron una máquina air-less en la aplicación del producto protector.

Ahora, la Plaza Mayor de Colmenar de Oreja vuelve a gozar de una salud de roble. La madera de la estructura de esta plaza, construida hace más de trescientos años, está libre de incómodos y peligrosos visitantes e inquilinos gracias a los innovadores tratamientos contra plagas de Tecma Rentokil.

Las cámaras de Telemadrid dejaron constancia de cómo unos diminutos insectos pueden estropear y acabar con el patrimonio local. Para evitar que esto ocurra y mantener intacto y en óptimo estado de conservación nuestros pueblos y ciudadanos, Tecma Rentokil recomienda no descuidarse y tener siempre presente que insectos, a veces casi imperceptibles a la vista, pueden hacer mucho daño.

La foto que ilustra este artículo ha sido publicada bajo licencia Creative Commons y pertenece a M. Martin Vicente.