Remedios caseros contra las plagas

    

El control de plagas es el conjunto de actividades cuyo objetivo es deshacerse o controlar (según el caso) una plaga de insectos, aves o en general cualquier grupo de animales que haya invadido una propiedad de forma masiva, y podríamos decir que se divide en tratamientos de desinsectación, desratización, tratamiento de la madera y antipalomas.

Suena (y de hecho lo es) complicado, requiere un montón de trabajo, desde el estudio de la plaga para identificar sus hábitos y su naturaleza, hasta el desarrollo de productos adecuados para cada plaga, y por último su aplicación, pasando por un lista interminable de procesos que no cabe ni mucho menos en este artículo.

Por tanto, cuando leemos artículos en blogs o escuchamos a alguna gente hablar de “soluciones caseras para acabar con las plagas” no podemos más que reírnos, y aunque tengo que reconocer que algunos de esos consejos funcionan de verdad, hay que puntualizar que funciona única y exclusivamente cuando el problema son un par de insectos o un par de palomas, no cuando se trata de una plaga en sí. Desde luego que si todos esos consejos funcionaran, apaga y vámonos, no tendría sentido que todos los profesionales que formamos Rentokil en el mundo nos levantáramos cada día para ir a trabajar, donde se ponga un limón con clavo o un cd colgado de la ventana, que se quiten todos los matamoscas Luminos, trampas para ratones RADAR y estaciones portacebo del mundo.

Así que a continuación os dejo una lista de consejos caseros para acabar con lo que, más que plagas, habría que llamar “avanzadillas”, ya que podrían convertirse en una plaga, pero también puede ser que usando estos remedios se acabe el problema.

Moscas: cortina de tiras. Yo eso sí que lo veo útil, pero para una casa por ejemplo, no para bares o restaurante, sino con la cantidad de gente que entra y sale de los bares, imaginaos dónde iba a acabar la cortinilla.

Mosquitos: limón y clavo. Bueno, dicen que funciona, y yo lo he probado, recuerdo veranos enteros con limones con clavo encima de la mesilla de noche, pero si os digo la verdad, aparte de soñar con limones, yo no vi ningún otro resultado, los mosquitos me seguían picando.

Palomas: un sistema antipalomas que recuerdo es colgar cd´s de las ventanas, no sé si funciona o no porque la verdad es que yo nunca he tenido problemas de palomas. En fin, ahora que todo el mundo usa mp3, mp4 o ipod, a lo mejor ese es el futuro que le espera a los cd´s.

Hormigas: El otro día, mi madre me contó que el mejor remedio para las hormigas es esparcir sal por el agujero que usen para entrar a la casa o por el camino que hayan trazado. No sé, si mi madre lo dice es que será verdad.

Picaduras de avispas: otra vez según mi madre, el mejor remedio para las picaduras de avispas es echar vinagre, y aunque yo intenté explicarle que lo mejor era untar una crema antihistamínica, ella decidió acabar la conversación con un “antes no había de eso”, así que ya sabéis, si os pica una avispa podéis elegir entre la solución moderna o la solución antigua, a ver cuál funciona.

En fin, y estos son los remedios caseros que yo conozco, ¿vosotros recordáis alguno más?

Comentarios
  1. Jacinto
    • Ana Carmen
      • JORGE CARLOS DIAZ CA
      • Cierro
  2. Pedro
  3. Luis Gil Barcelona
  4. montse

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *