Protejamos nuestros bosques de la procesionaria | Desinfestados

Protejamos nuestros bosques de la procesionaria

    

En los últimos días hemos recibido varias consultas a través de nuestra página web acerca de la procesionaria del pino. Como ya sabéis la oruga procesionaria del pino es un insecto que afecta principalmente a pinos, aunque también a cedros y abetos, hasta provocar su completa defoliación.

En estos tiempos de crisis mucha gente intenta encontrar un remedio casero para las plagas, y aunque en algunos casos funciona, por ejemplo para pequeñas plagas de cucarachas u hormigas, no sé si para una plaga de procesionaria funcionarían. He hecho una pequeña búsqueda en Internet sobre remedios caseros contra la procesionaria del pino, y me he quedado un poco preocupada: en un foro he visto dos remedios que me han dejado bastante perpleja, uno es coger los bolsones que crean estos insectos en las copas de los árboles y quemarlos, y otro es dispararles con una escopeta.

Yo no sé qué pensaréis vosotros, pero yo a esos dos planes les veo lagunas: primero, ante todo NUNCA se deben tocar los bolsones, y menos sin protección, puesto que los bolsones los crean para que les sirvan como cobijo durante el invierno, y por tanto contienen infinidad de orugas, cada una de ellas con sus correspondientes pelos urticantes. Además, ¿dónde piensan hacer el fuego, en el mismo bosque? Seguro que eso acaba con la procesionaria, ¡y con el bosque entero si se descuidan un poco!

El segundo plan de dispararles con una escopeta tampoco me convence mucho, yo lo visualizo como si los bolsones fueran piñatas que al dispararles todo su contenido se expandiera por el aire. Imaginaos las consecuencias si esto se realiza en colegios, parques infantiles o instalaciones deportivas, que son algunos de los sitios donde hay pinos, y por tanto procesionaria…

En fin, con este artículo yo no intento venderos ni mucho menos los servicios de Rentokil, existen muchas empresas que se dedican al control de la procesionaria del pino, simplemente quería advertiros de que para realizar un tratamiento eficaz es muy importante conocer el ciclo biológico de la procesionaria. Por eso sabemos que ahora es cuando hay que prestar atención a los árboles para ver si tienen bolsones de procesionaria, ya que a partir de finales de febrero o principios de la primavera es cuando se alimentan y también cuando se produce la defoliación de los árboles. Al final de este estadio es cuando descienden para buscar zonas para su enterramiento.

Por último solo me queda añadir que por supuesto, de nada sirve que tú realices un tratamiento contra la procesionaria del pino si tu vecino no lo hace, ya que estos insectos pueden pasarme fácilmente de un árbol a otro, por tanto simplemente recomendamos que echéis un ojo a los alrededores de los árboles donde habéis encontrado procesionaria para ver si es posible que haya otros árboles a los que también les pueda afectar este peligroso insecto.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *