¿Por qué hay más chinches en las grandes ciudades? | Desinfestados

¿Por qué hay más chinches en las grandes ciudades?

    

Imagen de Montreal | DesinfestadosEn el último año hemos visto cómo las chinches de cama se han convertido por épocas en protagonistas en los medios de comunicación. Barrios en pie de guerra, con la cama deshecha y los colchones sobre la pared en busca del pequeño insecto que duerme entre nuestras sábanas al calor de nuestro cuerpo, al que, dicho sea de paso, atacan chupándole la sangre con pequeñas pero molestas picaduras. Son difíciles de ver y, por lo visto, no es más sencillo deshacerse de ellas; pero, ¿por qué se concentran las chinches en las grandes ciudades?

Hace unos días hicimos público el III Observatorio de Plagas de Rentokil Initial, basado en las llamadas que registramos durante 2014 a lo largo de toda España. Una de las conclusiones más llamativas de los datos extraídos de nuestra actividad contra las plagas el año pasado es el aumento en el número de infestaciones provocadas por la presencia de las chinches de cama. En el conjunto de España, estos insectos ocupan la cuarta posición en la lista de plagas más frecuentes en el país; aunque cada vez más cerca de los roedores, en tercer lugar. Sin embargo, en regiones como Cataluña, las chinches constituyen el segundo problema de plagas, tras las líderes cucarachas. Lo mismo sucede en la Comunidad de Madrid. ¿Será que las chinches son insectos urbanos a los que les gusta la vida cosmopolita de las ciudades?

No podemos responder con seguridad a esa cuestión; eso sí, estamos casi convencidos de que a las chinches de cama, más allá de pasar la noche en el lecho ajeno al calor humano, les gusta, y mucho, viajar. Quizá por eso, en su afán de recorrer mundo como polizones, las chinches son una amenaza principalmente para las grandes ciudades, en las que el número de migraciones es muy elevado y el traslado, tanto nacional como internacional, de personas y mercancías está en constante flujo. Eso podría explicar por qué las chinches de plaga se están convirtiendo en una plaga emergente en Barcelona y Madrid.

Entonces, haciendo un repaso por los gustos y aficiones de las chinches, podemos decir que son amantes de la buena vida. Les gusta viajar, sin importar el destino ni la compañía, así como dormir en camas confortables, al calor que desprenden las personas que en ellas descansan. Aunque quizá, lo que más le guste a estos insectos amantes de lo ajeno y los placeres de la vida es chupar la sangre, con nocturnidad y alevosía, de aquellos que reposan plácidamente en su cama cuando, de repente, el escozor y el picor se adueñan de ellos.

Tranquilos. Son muy pequeñas y difíciles de avistar, pero para eso estamos aquí Rentokil Initial, para dar las pistas clave a la hora de reconocer la presencia de chinches y los consejos y soluciones para evitarlas y eliminarlas si empiezan a hacernos daño. Síguenos en nuestra página de Facebook, Twitter o Google + y nuestro #Comandochinches te enseñará todo lo que necesitas saber para ahuyentar a estos insectos de tu cama.

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *