Polillas espías | Desinfestados

Polillas espías

    

Polillas espíasLa información y la comunicación es, sin duda, una de las mayores proezas de la humanidad. Obtener, analizar y compartir información es un proceso de vital importancia para el desarrollo de las comunidades, tanto humanas como animales. La información es poder, dicen muchos y experimentan otros. Más aún cuando dicho contenido proviene de fuentes que representan o están cercanas al grupo que amenaza al grupo. Quizá sea éste un pilar básico del espionaje, dentro o fuera de las películas.

En este sentido, no hay dudas al respecto de que el espionaje tuvo un papel muy importante en el pasado (puede que hoy día también lo siga teniendo). El avance tecnológico ha ido marcando el avance de las técnicas usadas por los espías y detectives. La mente de muchos seguro que se han desplazado hacia los servicios secretos de Estados Unidos; parece ser que son algunos los escándalos de vigilancia secreta en las comunicaciones entre gobiernos, empresas e individuos.

Aunque, polémicas aparte, el gobierno norteamericano no oculta el interés en invertir en el desarrollo tecnológico con fines espiatorios. En este sentido, resulta llamativo que la última innovación de los americanos tenga que ver con los insectos. Recientemente, se reveló en Estados Unidos el nombre de un nuevo aliado, se trata de insectos ciborgs. O, lo que es lo mismo, resulta que el gobierno norteamericano está estudiando la implementación de dispositivos tecnológicos en insectos vivos para que realicen tareas de espionaje.

Las primeras pruebas de estos experimentos se están realizando en polillas. Los biólogos e ingenieros ya han anunciado que lograron implantar electrodos a una polilla que es controlada por radio, convirtiéndola así en el primer insecto vivo ciborg. El experimento es resultado del programa HI-MEMS (Hybrid Insect Micro-Electro-Mechanical Systems) desarrollado por investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y patrocinado por el gobierno estadounidense. A través de este programa se pueden dirigir los movimientos de los músculos de la polilla, controlarla de forma remota.

Estamos más acostumbrados a ver a sofisticados robots realizando este tipo de actividad, pero quizá un insecto espía pase más desapercibido, el uniforme de camuflaje es absolutamente discreto. Todavía falta desarrollar una tecnología para el control inalámbrico de los movimientos de una polilla en vuelo. Por nuestra parte, no sabemos las verdaderas finalidades que hay detrás de esta iniciativa. Aunque si lo pensamos bien, igual es mejor no saber tanto. ¿Será que ya no podremos fiarnos ni de los insectos? En cualquier caso, nos reconforta saber que siempre podemos contar con empresas como Rentokil para hacer frente a cualquier insecto indeseable.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *