Plagas en el espacio | Desinfestados

Plagas en el espacio

    

71263861Hace ya 52 años que por primera vez una persona viajaba al espacio. Se trataba de Yuri A. Gargarin, un cosmonauta soviético que se convirtió en héroe internacional. Tras él han sido muchos los que han continuado con la hazaña y se han cruzado la atmósfera a bordo de sus naves espaciales. Y a lo largo de estos años también han sido muchas las especies animales que han irrumpido en la Tierra. Lo juntamos todo, la posibilidad de ir al espacio y  la llegada de nuevos habitantes, y salta la noticia de que una plaga asalta la Estación Espacial Internacional (ISS).

Puede parecer el guión de una película de mutantes, pero lo cierto es que ya son alrededor de setenta y cinco las clases de microorganismos diferentes que se han identificado hasta ahora en la plataforma espacial. Aunque algunos son inofensivos, otros pueden acarrear graves problemas tanto en los equipos como en los astronautas. Al fin y al cabo, una plaga es una plaga y son muy daniñas en cualquier parte del Universo.

A final de año unos científicos hallaron una bacteria capaz de vivir y reproducirse en el espacio. La noticia fue acogida con sorpresa y entusiasmo, pues el hallazgo de una bacteria terrestre capaz de existir con temperaturas muy bajas y escasez de oxígeno alentó a los astrobiólogos a buscar vida más allá de la Tierra. Pero la moneda siempre dos caras y parece que no es tan bueno que la vida diminuta salga a la grandeza del Universo.

Y es que siempre hay peros. Viajar es un sueño para muchos, explorar países exóticos y adentrarse en diferentes culturas también, pero tanta movilidad está provocando la migración de especies que, en muchos casos, puede convertirse en un problema para las personas, por las enfermedades que pueden transmitir, por ejemplo. Problemas que se suman a los ya existentes y tradicionales provocados por insectos tan familiares como las termitas, la carcoma, los ratones o las palomas. Ante cualquier intrusión de este tipo, un único consejo: avisa a los especialistas adecuados.

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *