¿Pero nadie ha visto que se rasca? | Desinfestados

¿Pero nadie ha visto que se rasca?

    

Esta imagen ha sido publicada bajo licencia Creative Commons y pertenece a Mooshuu

Soy consciente y prevengo de antemano, que este artículo provocará picores y cosquilleos según el grado de hipocondría de cada uno…

Y es que voy a hablar de… la pediculosis o, lo que es lo mismo, los piojos. Llevo recibiendo circulares del colegio de mi hijo de forma recurrente indicando la presencia de estos amiguitos en la cabeza de los retoños. Y siempre me hago la misma pregunta: cómo es posible que viviendo en el siglo XXI a menos de tres años de llegar a la fecha en la que Marty Mcfly viajó al futuro en su DeLorean (esto hará reflexionar a más de uno ;-)) que aún tengamos que convivir con plagas del Medievo.

Puestos a investigar este tema… lo primero que encontré es la importancia del piojo como vector de contagio del Tifus. Algo preocupante y mortal a principios del siglo XX, donde se relacionaba con la falta de higiene. Durante la I y II Guerras Mundiales y directamente relacionados con la suciedad, los piojos portadores de tifus, mataron a millones de personas…

Todo esto a mí siempre me ha hecho pensar que dado que nuestros barrios y colegios, libres de guerras, hambrunas y con una higiene, que se puede considerar como del “mundo desarrollado” estarían libres de esta plaga. Pues NO. No lo está.

Y bueno, ¿cuál es el alcance de todo esto?… ¿será sólo en mi cole que son un exagerados mandando circulares? Pues ahí algunos datos:

  • Un 40% hogares con enanos en edad escolar han tenido piojos.
  • Sólo un 10% de afectados va a la farmacia a preguntar.
  • Un 20% no avisaría al colegio
  • Un 30% de padres dejaría de llevar al retoño durante unos días al cole.

En resumen, esto que a mí me parecía como algo erradicado, resulta que convive con nosotros como si estuviésemos en el siglo XIX,

Al final, después de tanta circular, advertencia, anuncio y cotilleo de parque, una llega a preocuparse no sea que su retoño, un día, se traiga más amiguitos a casa, con la consecuente expansión por todas las cabezas de las familias. Y claro, la primera duda es siempre la misma: ¿Quién es el paciente ? o:

  • ¿Dónde se ha podido meter ese niño?
  • ¿Con quién o quiénes se ha tenido que mezclar?
  • ¿De dónde salió el primero? ¿Dónde esperaba? Y digo más, ¿de dónde salió el matrimonio de piojos?

Por mucho que te informes de cuáles son los métodos de contagio (bufandas, gorros, gomas del pelo, peines, almohadas, etc) e investigues, siempre se llega a la misma conclusión: El piojo sólo desarrolla su vida en la cabeza de su huésped, puede estar algún tiempo por ahí perdido, pero no es mucho… ergo: ¿A qué nos lleva esto? Pues a que el huésped 0 del cole, sea quien sea, se pasa todo el verano, vacaciones incluidas, con los bichos en la cabeza. Ahí metidos, venga a reproducirse…  esto es increíble y digno del siglo XIX… pues el niño 0 tendría que haber seguido el siguiente proceso:

  1. Piojo Pioneer: de alguna forma llega a la cabeza del niño 0. Se supone que viene con su pioja o harén de piojas. Tiempo de vida fuera de la cabeza; unos dos días. Longevidad con comidita; 30 días aprox.
  2. PiojoVille Township: (T=5d): Pongamos que tardan 5 días en intimar y poner los primeros huevos. Mientras han estado picando y picando para alimentarse, luego el niño rasca que te rasca. 1er Warning.
  3. Piojoville Motherhood: (T=5d+11d): Un huevo o liendre de piojo tarda en madurar y eclosionar de 7 a 15 días…(una media de 11 días) mientras papá y mamá piojo siguen alimentándose y dándose a la buena vida y engendrando más y más huevitos en diferentes tandas… y claro siguen picando y picando, luego el niño sigue rascándose. 2º Warning.
  4. Teenagers. (T=5d+11d+7d). Afortunadamente para los padres piojo, la adolescencia de su descendencia no dura más de 7 días, durante los cuales se tienen que alimentar picando la cabeza del chaval, que se rascará mucho más, ya que la población de Piojoville ha crecido. 3er Warning.
  5. New Age. (T=5d+11d+7d+30d). La nueva generación de piojos (con una longevidad de 30 días aprox., como ya había apuntado anteriormente), en su fase adulta, continua con su vida: se reproduce, sigue picando, algunos buscan nuevos retos y emigran a otras cabezas con más futuro, otros sin embargo prefieren saltar al vació en busca de gorros, bufandas, toallas de baño, gorras… para conocer mundo… pero mientras se deciden, siguen comiendo, es decir picando la cabeza. Mientras el chaval sigue rascándose…4º Warning.
  6. New Settlements: (T:5d+11d+7d+30d+xd… aquí ya pierdo la cuenta); mientras la primera generación se desarrollaba plenamente otras se iban solapando, la pioja pioneer temerosa de que se le pasase el arroz tuvo 3 tandas más.

Si sumamos los pasos anteriores, de una forma aproximada, me salen

¡¡¡¡¡¡¡53 días de picores!!!!!!! y ¡¡¡¡¡¡4 ó 5 warnings!!!!!! en fases intermedias….

 

¿¿¿¿¿¿Cómo es posible que nadie se haya dado cuenta que el paciente 0 tiene piojos??????

Conclusión, sigo sin entender cómo puede haber piojos hoy en día.

(*)T=tiempo

(*) d=días