Nuestro Patrimonio, un bien de todos | Desinfestados

Nuestro Patrimonio, un bien de todos

    

Palacio Real MadridHace apenas unos días circulaba por los medios de comunicación la noticia de que el número de turistas extranjeros que acuden a España ha aumentado. Sin duda, un pequeño soplo de aire para el sector hotelero y hostelero de nuestro país tras varios veranos con caídas.

De sobra son conocidos los motivos por los que ingleses, alemanes, rusos y japoneses –principalmente- acuden a nuestras ciudades: unos precios más asequibles, el famoso Sol (como si cada país tuviera el suyo), la gastronomía, la playa y, cómo no, los innumerables monumentos artísticos que hay a lo largo de toda la Península, las Islas, Ceuta y Melilla.

Es evidente, estudiémonos a nosotros mismos, ¿qué forma parte de nuestros planes al viajar? Los museos, las iglesias, los monumentos,… Lo antiguo, lo vanguardista y lo diferente nos llama la atención. Nos quedamos encandilados mirando el Coliseo romano, no podemos evitar hacernos una foto junto a la Torre Eiffel, intentamos recordar con todo lujo de detalles el busto de Neffertini porque no nos dejan fotografiarla.

Una incidencia de la luz bajo control, una humedad relativa adecuada o la prohibición de poder tocar son parámetros a los que estamos acostumbrados en nuestras visitas culturales. Pero, detrás de este incalculable patrimonio se encuentra el arduo trabajo de conservación a cargo de expertos. Y no hablo solamente de historiadores, documentalistas, expertos en la limpieza y conservación, sino también de expertos en el control de plagas.

Las antigüedades, edificios históricos y obras de arte requieren de una protección excepcional para evitar que una infección indeseada ataque las obras. Una detección a destiempo de una plaga de termitas, carcomas o roedores puede ser fatal para la restauración de la obra dañada. Incluso los documentos, papeles y libros están expuestos a xilófagos y organismos amantes del papel viejo.

Los grandes museos y galerías ya se preocupan por la conservación de su patrimonio artístico pero, ¿echaría a perder su colección privada por una mala conservación? No lo dude, pida una visita gratuita a expertos en el control de plagas.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *