Niños y bichos | Desinfestados

Niños y bichos

    

¡Qué levante la mano quién no haya ideado juegos donde la ciencia es la gran protagonista! ¿Túuuuuu? ¡No me lo creo!

 

Seguro que de niño paseaste por el campo y con suma curiosidad observaste como se enroscaban sobre sí mismas las cochinillas cuando tratabas de tocarlas y otros bichos. Y estoy convencida de que, aunque muy mal hecho…ejem…, le arrancaste las alas a una mosca o destruiste un hormiguero de una “linda patadita”; quizá incluso hasta le cortaste el rabo a una lagartija, jejeje.Niños y bichos

Bueno también hay peques curiosos, sin ser tan perversos, a los que les encanta pasar las horas viendo bichos. Cómo un escarabajo trabaja con los excrementos para fabricar su bola e introducir a su futura prole en forma de huevo, o cómo una mantis religiosa permanece inmóvil hasta que un pequeño insecto pasa por delante de sus potentes patas delanteras o, deglute al macho tras la cópula.

Pues justo eso es lo que los niños y niñas hacen en su más tierna infancia, y es haciendo esto, convirtiéndose en un mini Fran Cuesta, más conocido como Fran de la Jungla, cuando aprenden muchísimas cosas de la naturaleza, de la ciencia y de los insectos y animales que habitan la Tierra.

Todos adoran descubrir cosas nuevas. Son grandes observadores del medio que les rodea. Cada cueva, cada piedra o cada bicho nuevo es toda una aventura para ellos.

Y a los tiernos papis, ¿qué les queda? Pues poner a su servicio todos los medios posibles para que sean felices, y si encima aprenden con ello pues ¡mucho mejor!

Yo recuerdo cómo me pasaba las horas muertas en la casita de campo de los abuelos mirando como las salamandras trepaban hasta lo alto de la pared para ponerse moradas de los mosquitos que rodeaban las bombillas que iluminaban el porche y otros bichos. Ainsss y, con gran añoranza, el canto de los grillos por la noche, cuando era el momento de ver las estrellas y contar historias de miedo, tumbados en las hamacas.

Algunos peques se toman su curiosidad e interés por la ciencia y los insectos tan ¡pero tan en serio!, que se convierten en grandes inventores.

Es el caso de Jayro Díaz, un lindo mexicanito que a sus once años ha inventado un repelente para combatir los molestos “besos” de los mosquitos. Jayro es uno de los niños que forma parte del Programa Adopta un Talento (Pauta), donde la bióloga Wendy Zurita trabaja con niños para fomentar en ellos el talento en diversas materias, entre ellas, la ciencia.

Estos pequeños son el futuro para la investigación. Apoyados por un enorme equipo de profesionales vinculados a diversas ramas de la ciencia, les facilitan el conocimiento, el método, los instrumentos y la guía para que con su afán por la investigación desarrollen sus propias ideas, que en la mayoría de los casos son de gran utilidad para los humanos.
niños y bichos

Si es que está claro, qué niño de pequeño no ha pedido que le compremos un kit para insectos, con su correspondiente lupa, su recipiente con agujeritos o respiraderos para guardar los insectos capturados, ya sean grillos, hormigas o saltamontes.

De los insectos podemos aprender muchas cosas y en el fondo son el alimento de muchos peces, anfibios, y por ende forman parte de toda la cadena trófica. Pero hay que ver el daño que causan cuando deciden multiplicarse como los panes y los peces de la Biblia, y sobre todo, cuando se declaran la guerra entre ellos”.

Os recomiendo fehacientemente que veáis también el maravilloso documental sobre ‘La vida de los insectos’ que presenta el científico divulgador y naturista David Attenborough. Estoy convencida de que muchos de sus contenidos os sorprenderán y que más de un peque se apasionará con el arte de estudiar a los artrópodos.

Quizá alguno en vez de decantarse por la parte más científica se sienta atraído por el uso culinario de los mismos, y os pida que os hagáis con un paquetito de harina de grillo para rebozar vuestros pescaitos… jejeje.

Y si queréis aprender con ellos más sobre los insectos o quieres ocupar vuestro tiempo de ocio haciendo cosas divertidas os insto a que visitéis la web pequefelicidad.com donde su autora Marta os explica como disfrutar de los insectos en compañía de vuestros hijos, con actividades de lo más diversas.

En caso de que alguno de estos “amiguitos” antenados, en su mayoría, se conviertan en una plaga que os hagan la vida imposible, ¡no os preocupéis! ¡Nuestros súper héroes de Rentokil Initial están listos y preparados para salir a vuestro rescate!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *