Mi relación con las avispas y las abejas | Desinfestados

Mi relación con las avispas y las abejas

    

Las avispas y las abejas, además de ser una plaga molesta, como lo son todas ellas, es una de las más temidas, y es que la mayoría de la gente sufre acarofobia, o miedo a la picadura de insectos o a los insectos que pican. La diferencia entre avispas y abejas a la hora de picar, es que las abejas sólo pican cuando se ven atacadas, por ejemplo cuando se las molesta, y además mueren al picar, mientras que las avispas pueden picar varias veces, ante la menor provocación.

Mi relación con las avispas y abejas es por suerte bastante corta, sólo ha habido un par de ocasiones en los que he tenido problemas de avispas o abejas, la verdad es que he tenido bastante suerte, porque me aterran totalmente, así que a continuación os cuento mi experiencia, estoy segura de que algunos de vosotros habréis tenido el mismo problema.

Un día de verano estaba en el portal de mi casa (el portal de Belén) con un amigo, y de repente noté un pinchazo y un dolor intenso en el dedo meñique de mi mano. Mi amigo entonces me dijo tranquilamente “tienes una abeja colgando del dedo”, yo me puse a gritarle a mi amigo como una energúmena que me sacara el aguijón (la abeja ya se había desprendido), y él tranquilamente me preguntó: ¿por qué no subes a tu casa a quitártelo con unas pinzas y a ponerte algo en la picadura? Así que subí a mi casa, me quité el aguijón con la ayuda de las pinzas (lo cual alivió el picor considerablemente), y luego como no sabía muy bien qué hacer, llamé a mi amiga que es enfermera, y ella, que no tenía por qué saber nada de control de plagas, me recomendó lo que todo el mundo cree que hay que hacer con una picadura: echarle vinagre. Pues no. Escuece. Y mucho. Así que lo que hice fue poner el dedo bajo el grifo de agua fría, y eso fue exactamente lo que alivió el picor, y es que al contrario de la creencia popular, no conviene usar vinagre, sino lavar la picadura con agua y jabón, y aplicar una compresa fría (por ejemplo hielo envuelto en un trapo, pero no se debe aplicar el hielo directamente). Otro consejo de nuestra guía para picaduras de insectos es que cuando se trate de una picadura de abeja, después de retirar el aguijón, se recomienda no apretar la ampolla del aguijón, ya que esto inyectará más veneno en la herida.

Por otra parte, mi relación con las avispas es también bastante corta: hace poco, bajé un día a la cocina de mi casa y me encontré siete u ocho avispas cerca del techo. Y yo, que trabajo en control de plagas, sé que las avispas atacan ante la menor provocación, por tanto me asusté bastante. Salí al jardín a intentar encontrar el avispero, para ver si venían de un avispero o de más de uno, ya que si venían de uno sólo podía contratar el servicio de control de avisperos de Rentokil por 99 euros y tan contenta. El primer problema que encontré es que no sé cómo es un avispero, por eso he puesto la foto del avispero, ya que alguno de vosotros puede haberse encontrado con el mismo problema. Aún así no fui capaz de encontrarlo, así que voy a tener que llamar a un técnico para que venga a mi casa para aconsejarme sobre el mejor tratamiento de desinsectación para eliminar avispas.