Malos hábitos en el retrete que causan traumas a los compañeros de trabajo | Desinfestados

Malos hábitos en el retrete que causan traumas a los compañeros de trabajo

    

Informe costumbres y hábitos en el aseo Initial EspañaNuestro comportamiento en el baño de la oficina es uno de esos temas que no se hablan ni se comentan… Si acaso, de forma discreta, irónica, con el compi de al lado ¿verdad? Nos encontramos, indudablemente, ante otro gran tema tabú… :-) Pero no para nosotros, los autores de Desinfestados. Nosotros hablamos de todo, investigamos… ¿Sabes cuál ha sido nuestra última encuesta y estudio? Hemos preguntado a trabajadores de oficina de varios países europeos y asiáticos si van al baño de su centro de trabajo como si estuvieran en su propia casa o prefieren “aguantarse” las ganas. ¿Quieres saber lo que nos han contado, lo que más, más nos incomoda de usar el baño de la oficina? Aquí tienes los resultados…

Avergonzados de nosotros mismos y molestos por otros

Nos “da corte” el ruido que hacemos, ¡malditos aires! por lo que recurrimos en un 52% a abrir el grifo del lavabo, simular tos (35%) y canturrear (6%)… sí… ¡¡¡Como si estuviéramos en la ducha!!!

Somos escrupulosos, sí, bastante, y nos desagrada como el prójimo trata los baños. Normal… Todos hemos entrado alguna vez en un baño y hemos hecho una gran mueca -acompañada irremediablemente de un gesto de repulsión- e inmediatamente hemos puesto pies en polvorosa en busca de una alternativa más limpia. Para nuestra desgracia, este es un hecho que ocurre con más frecuencia de lo deseado, hasta tal punto que la mitad de los trabajadores de oficinas y despachos evitan ir al baño de la oficina y el 54% evita, o intenta evitar, “hacer sus necesidades” en el baño de la oficina ¡Siempre!

Una cuarta parte de las personas entrevistadas confirmó que se habían quedado tan impactados por el estado del baño en sus oficinas, que habían optado por irse sin usar las instalaciones.

¿Inodoro sucio? ¡Yo no he sido! Entonces… Si tantas personas se sienten de esta manera, ¿quién es el que deja las instalaciones en un estado tan inaceptable? Si el 92% de las personas dicen que siempre salen del baño de la oficina dejándolo en el estado en que les gustaría encontrarlo… ¿Significa eso que el 8% restante está causando todos los problemas antihigiénicos?

Todos tenemos alguna historia sobre el baño de la oficina: alguna desagradable escena de suciedad que hemos presenciado y que nuestros ojos, aún muy abiertos, no podían creer.

  • El 43% de los oficinistas han encontrado orina fuera del retrete
  • El 20% ha encontrado heces
  • El 12% ha encontrado sangre
  • El 48% de las mujeres se han encontrado con una papelera higiénica desbordada y sucia

Llegados a este punto, puedo imaginar la expresión de tu cara, en un punto medio entre el shock y la repugnancia. ¡Aggg qué asco!

Confiésalo, es posible que si te encuentras en el trabajo estés mirando alrededor, tratando de saber si puedes identificar al culpable. Y ya lo has pillado, ¿verdad?

Un mensaje para aquellos que no tienen un comportamiento respetuoso en el baño

Desde Rentokil Initial, hemos preparado una lista de los 5 malos usos del baño que más desagradan en el ámbito laboral. Con ello queremos ayudaros, también, a hacer un pequeño examen de conciencia. Seguro que si lo ponemos en práctica, ¡ayudará a mejorar la salud del prójimo!

– No tirar de la cadena (2%):

Recuérdate a ti mismo que un gramo de heces humanas puede contener 10 millones de virus, 1 millón de bacterias, 1.000 quistes de parásitos, 1.000 huevos de parásitos… Así que más vale que tires pronto de la cadena y que se vayan…

– Dejar el baño en un estado deplorable (54%):

Los baños son de por sí una fantástica reserva de bacterias. Y para más inri, esta reserva se ve incrementada como es obvio de manera frecuente con millones de bacterias nuevas que pueden sobrevivir durante semanas en la tapa del inodoro. ¿De verdad quieres ser la persona que se las encuentre?

– Provocar un insoportable olor (33%):

En este punto, por razones obvias, a veces, no puede ser disimulado pero se pueden intentar realizar algunos remedios básicos como tirar cuanto antes de la cadena, o rociar un poco de perfume. También puedes sugerir a tu empresa que ponga ambientadores en el baño.

– Hacer un ruido terrible (15%):

Ya hemos explicado unas líneas antes como algunas personas tratan de disimular los ruidos en el baño. ¿Sabías que los japoneses han creado una máquina de sonido de lavado para disimular? Puedes ponerlo en práctica o bien seguir una dieta sana. Aunque digo yo, ¿qué tal si rompemos el tabú de ciertos hábitos? Al fin y al cabo hay cosas que no pueden ser disimuladas…

– Dejar la tapa del inodoro levantada (14%):

Los microbios que están dentro del inodoro se pueden esparcir a la increíble distancia de 6,1 metros cuadrados, sobre ti, sobre las superficies del baño y todos los objetos que estén encima de ellas. Es lo que conocemos como efecto estornudo.
Esto ocurre cuando, al tirar de la cadena, un inodoro contaminado y sucio da lugar a una nube de pequeñas gotas de agua, que pueden contener microorganismos asociados a la orina y materia fecal. Así que recuerda, ¡siempre baja la tapa del inodoro antes de tirar de la cadena!

* Si has asentido en alguno de estos puntos, tal vez te estemos brindando la oportunidad de enmendar tus errores para contigo y tus semejantes en el cuarto de baño.

¿Cómo podemos mejorar los baños y los malos hábitos en el cuarto de baño si nadie quiere hablar de ellos?

Vamos a hacernos una pregunta. Si no queremos hablar del cuarto de baño, ¿cómo van a mejorarlo los encargados de la limpieza y los responsables de la oficina?

La cuestión no puede obviarse. El 61% de los trabajadores reclama más limpieza del baño en su ámbito laboral y, además, las empresas necesitan saber cuáles son las deficiencias de las instalaciones en los baños.

Dato importante es que, según las estimaciones mundiales, la pérdida de productividad en algunos países debido a las enfermedades causadas por falta de saneamiento e higiene, suponen pérdidas de hasta el 5% del PIB.
Pero, en lo que a nuestra vida cotidiana se refiere, tenemos que considerar este tema en un nivel más cercano, intentando encontrar su efecto sobre los empleados.

Estudios recientes de Rentokil Initial junto con CEBR nos muestran que el 39% de los trabajadores de oficina en el caso de países como el Reino Unido creen que mejorar los baños de sus oficinas repercutiría positivamente en su rendimiento laboral y reduciría sus bajas laborales por enfermedad.

Incluso llegaron a decir que estarían dispuestos a sacrificar 130 libras por año para garantizar que sus oficinas se mantienen en un nivel de higiene más alto. Los resultados de la investigación en otros países fueron bastante similares.

Parece que tenemos en la mano la llave de la victoria, una gran solución para salir ganando todos. Mejores baños, un ambiente de trabajo más feliz, y ¡mayores recompensas!

¡Rompamos los tabús y demandemos mejoras de higiene en los baños!

Puedes obtener más información sobre los ‘Hábitos de Higiene’ descargando el informe de Rentokil Initial sobre ‘El estado de los baños de oficinas y los hábitos de los usuarios’.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *