Lavarse las manos es fundamental para evitar el contagio de enfermedades | Desinfestados

Lavarse las manos es fundamental para evitar el contagio de enfermedades

    

Lavarse las manos con jabónEn el invierno no sólo llegan las bajas temperaturas y los abrigos, sino que los resfriados y la gripe también son compañeros de viaje en esta época del año.

En mayor o menor medida, todos los años se producen oleadas de contagios de diferentes enfermedades como son los virus estomacales, intestinales o víricos. El vivir en sociedad provoca que la proliferación de los gérmenes sea más fácil y el riesgo de contagio sea aún mayor, pues en cualquier parte podemos encontrarnos con una persona enferma: en el centro de trabajo, en los transportes públicos, en los centros de estudios, por la calle… Por lo que es imposible evitar el contagio al 100% pero sí es posible reducir al máximo las probabilidades del mismo.

Para ello existen una serie de recomendaciones que apelan, sobre todo, al sentido común y a ser coherentes con las temperaturas que nos acompañarán hasta finales de mayo y principios de junio. Ir a vacunarnos puede ser el comienzo de nuestra lucha contra la gripe, acción muy recomendada para todos los colectivos de mayor riesgo. Otros hábitos que debemos incorporar a nuestra vida cotidiana son rutinas tan sencillas de aplicar como mantener una buena alimentación, lavarse las manos con frecuencia, ventilar todas las habitaciones de la casa o evitar grandes cambios de temperaturas entre otras. Todas las recomendaciones son pocas ya que contra las inclemencias meteorológicas no podemos luchar y son las que más afectan, como sucede en Aragón.

Debido a la actualidad y trascendencia del tema, desde el ECDC (Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades) se ha estado trabajando en el Informe Epidemiológico Anual del 2013. La novedad que presenta este informe es que se han registrado por primera vez las bacterias propias que se desarrollan en los ambientes médicos (como son los hospitales), así como la resistencia de las mismas a los antibióticos para combatirlas. Todas estas infecciones se caracterizan por contagiarse por el agua y los alimentos que consumimos.

No debemos olvidar que al final todas estas recomendaciones tienen un mismo punto en común: la higiene, aplicados tanto a las personas como a las empresas. Todos debemos asegurar nuestra correcta higiene, y esto pasa por lavarnos correctamente las manos durante el tiempo adecuado y de  la forma correcta: de nada sirve enjuagarnos las manos con agua, sino que siempre hay que usar jabón. Y tan importante es lavarnos las manos como secarlas, no importa si se hace con toallitas de papel, toallas (que deben cambiarse de forma frecuente) o con secamanos eléctricos. Por su parte las empresas tienen el deber de ofrecer a sus empleados y clientes los métodos y elementos necesarios para que puedan lavarse las manos con frencuencia y así contribuir a evitar el contagio de enfermedades como la gripe.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *