¿Las chinches se van de Nueva York y vienen a España? | Desinfestados

¿Las chinches se van de Nueva York y vienen a España?

    

Chinches en Nueva YorkParece que a partir de ahora los neoyorquinos van a dormir más tranquilos. El escenario vivido hasta 2010 cuando la ciudad estaba sufriendo en pleno apogeo la epidemia de chinches parece suavizarse. De acuerdo con el Departamento de Preservación de Viviendas y Desarrollo de NYC, los esfuerzos en el control de la plaga han funcionado, y los datos demuestran que desde ese año las multas a los edificios de viviendas por chinches, se han reducido casi a la mitad.

Las chinches son insectos muy pequeños y muchas personas no notan su presencia,  ya que llegan a medir hasta 5 mm en la fase adulta. Por ello, pueden meterse en cualquier hueco que encuentren en los muebles, ropa, almohadas, colchones, etc. Y si no se detectan, pueden trasladarse fácilmente metidos dentro de estos objetos, por ejemplo, en una mudanza o en las maletas, cuando se va de viaje. Además, una vez instaladas, pueden reproducirse y expandirse sin que nadie lo note, de hecho prefieren hacerlo en la intimidad de la noche y con alevosía para no ser cazados.

Tienen también la peculiar característica de adaptarse al entorno humano a las mil maravillas, son muy resistentes y aguantan sin comer durante meses. De ahí que sean tan complicados de detectar. Los problemas con estas plagas han aumentado en España de unos años a esta parte, justo lo contrario a lo que ha ocurrido en New York.

El crecimiento de las ciudades, la globalización, el aumento del turismo,  son algunos de los motivos de este incremento de chinches y nuestro país, es un buen ejemplo de ello. Según un informe publicado por Anecpla, (Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas), las chinches de cama han incrementado su actividad en un 70% en los últimos años. El informe también revela que tanto chinches como cucarachas son las plagas más frecuentes en nuestro país.

Hasta hace pocos años, las chinches estaban prácticamente erradicadas en nuestro país y el turismo ha sido una de las claves principales en este cambio. ¿Puede que hayamos recibido muchos turistas de NYC o será simple coincidencia que ellos ya no sufran por estos insectos y nosotros si?  Bueno, no podemos echarles toda la culpa a ellos, pero lo que sí está claro,  es que nos toca ponernos manos a la obra y conocer un poco más sobre las chinches, no vaya a ser que decidan visitar nuestra casa y nos pille por sorpresa y sin saber qué hacer.

Para estar alerta, hay que saber que las chinches suelen esconderse en lugares cálidos, como los colchones, que son su espacio favorito para alimentarse y sobrevivir,  aunque también circulan por toda la casa. Esta situación tan molesta, también se da en hoteles y  hospitales, como ha ocurrido recientemente en el Hospital del Niño Jesús de Madrid, donde han tenido que cerrar una sala para aislar la plaga. En estos casos, dada la mayor cantidad de personas, la presencia de chinches supone mayor preocupación y motivo de alarma.

Las chinches se alimentan de nuestra sangre, por eso prefieren estar metidas en los colchones. Así, nos pican mientras dormimos y no nos damos cuenta. Por eso, en cuanto a la identificación de su presencia, tenemos que estar atentos a varias cosas: Una de ellas es observar si encontramos pequeñas manchas de sangre en nuestras sábanas o almohadas; otra característica es detectar un leve olor parecido al del cilantro. También pueden dejar rastro con pequeñas manchas oscuras, y no sólo en las sábanas, sino en la ropa o en las paredes.

Así que atentos y, si percibimos alguna de estas señales, es mejor que llamemos a los expertos para que nos ayuden a identificarlas y eliminarlas.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *