Arañas: esos insectos tan desconocidos

Las arañas: esas pequeñas grandes desconocidas.

    

arañaUna de las fobias más comunes y extendidas en pleno siglo XXI es la aracnofobia. El miedo irracional a estos pequeños, o no tan pequeños, insectos de ocho patas no es tan antiguo como imaginamos; aunque sí es verdad que son muchas las leyendas que a ellas se les atribuye. La más antigua y que le da nombre a esta clase arácnida es la del poeta romano Ovidio en sus catorce libros de “La metamorfosis”. Esta leyenda cuenta la historia de Arachne de Lidia una joven con una gran fama debido a la belleza de sus hilados y tejidos en Asia Menor, pero su vanidad le llevó a desafiar a Pallas Atenea, diosa de la sabiduría y de las artes. Ante tal provocación la diosa destruyó la gran obra en la que estaba trabajando la joven, lo que provocó que Arachne se ahorcara. Finalmente Pallas Atenea se arrepintió de lo ocurrido y decidió devolverle la vida, pero en forma de araña, condenada a estar colgada hilando durante la eternidad.

Son muchas las incógnitas que desconocemos sobre las arañas, como que incorporan un componente vegetal en su dieta diaria a través del plancton aéreo. De acuerdo al estudio desarrollado por Dirk Sanders de la Universidad de Exeter en el Reino Unido y Benjamin Eggs de la Universidad de Berna en Suiza, más de un cuarto de su dieta se compone de plancton y esporas de hongos. No son 100% vegetarianas pero tampoco carnívoras como se creía hasta el momento, pues todas las investigaciones mostraban que se alimentaban únicamente de los insectos que atrapaban.

Otra anotación curiosa son los hallazgos descubiertos por la Universidad de Oxford, en los cuales se muestra cómo las arañas impregnan la telaraña con una sustancia que la convierte en una trampa electroestática. De esta forma es la propia telaraña la que se “mueve” hacia los insectos y partículas; y la intención es que el ser humano use esta misma técnica para capturar contaminantes atmosféricos de una manera barata.

Pero uno de los descubrimientos más recientes son los datos aportados por la Universidad Nacional del Sur, en los que se pone de manifiesto que no todas las arañas son peligrosas para el ser humano. De hecho afirman todo lo contrario haciendo hincapié en la importante labor que desempeñan en nuestra sociedad y, sobre todo, en el entorno rural. En este estudio se reconoce que el miedo que se les tiene viene provocado por las glándulas con veneno que poseen, aunque en el ambiente de casas y jardines sólo la “araña de los cuadros” puede resultar peligrosa mientras que las demás son inofensivas. Es importante destacar que en campos, granjas o huertas orgánicas se fomenta la creación de refugios para que vivan allí y se alimenten de las plagas que destruyen los cultivos de los agricultores. Este proceso aún no está muy extendido y va a llevar tiempo la implantación del mismo.

De todos modos no debemos olvidar que cuando hablamos de plagas siempre existe un componente de riesgo para la salud (en mayor o menor grado) y más, si se trata de especies que pueden poseer veneno aunque no sea mortífero para el ser humano. Para ese tipo de casos es necesario contactar con empresas especializadas como Rentokil que ayuden a hacer de nuestra casa un lugar seguro para toda la familia.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *