La procesionaria del pino: de oruga peluda a mariposa, con parada en mascota | Desinfestados

La procesionaria del pino: de oruga peluda a mariposa, con parada en mascota

    

Llega un tiempo de metamorfosis para la procesionaria del pino. Tras haber pasado el invierno en la copa de los árboles, ahora toca enterrarse para reaparecer en verano como mariposas. Será entonces cuando pongan en marcha la máquina reproductiva, dando comienzo a su ciclo vital de cinco estadios larvarios. Pero antes de esto, al inicio de la primavera tiene lugar la muda al quinto estadio, cuando la oruga puede defoliar a los pinos, debido a la intensa alimentación que llevan a cabo durante este período. Ahora bien, en la etapa de madurez de la procesionaria, no sólolos pinos corren peligro: los perros también están en riesgo de contagio.

Y es que en el descenso hacia la tierra, en su tradicional procesión, las peludas orugas pueden encontrarse obstáculos a los cuales se aferran como si la vida les fuera en ello. Impedimentos a los que las futuras crisálidas pueden provocarles alergias y urticarias con el simple contacto. ¡Cuidado a los perros! Son los canes los más susceptibles para sufrir los efectos del cabreo de la procesionaria al ver cómo estos animales a cuatro patas se interponen en su caminata hacia la tierra.

Parece ser que la procesionaria no tiene bastante con atacar a los pinos y dejarlos sin hojas, sino que también, de paso, asaltan a los perros. Por eso, la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) alerta sobre los problemas que pueden generar las orugas antes de meterse en la tierra en modo crisálida; un riesgo sanitario que hay que tener en cuenta para niños, adultos y animales domésticos. Además de las alergias o urticarias, la peculiaridad de la procesionaria, los pelos que cubren su cuerpo, pueden causar inflamación de los ojos o conjuntivitis, inflamación de la boca, la garganta y las vías respiratorias y fatiga, mareos, escalofríos, fiebre y reacciones alérgicas en casos concretos.

Por eso, además de lavar la zona afectada con abundante agua cuando se entre en contacto con los pelos urticantes, es muy importante controlar la población de procesionarias en los pinos, para mantener los pinares en perfecto estado y evitar las alergias y reacciones en personas y mascotas. Y es aquí cuando Rentokil Initial entra en el juego. Rentokil y sus campañas contra la procesionaria del pino, a la cual no hay que descuidar en ninguna época del año, ya que si estaciones son cuatro, cinco son sus estadios vitales, por lo que siempre está tramando algo la oruga peluda.

Comentarios
  1. ojovago

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *