La mantis religiosa: curiosidades

La mantis religiosa

    

la mantis religiosaYa hacía bastante tiempo que no escribía por aquí, y es que a veces el mundo de la higiene ambiental nos mantiene más ocupados de lo que quisiéramos. Pero hoy he querido volver a publicar hablando de uno de los insectos de los que casi nunca hablamos pero que muchos conocen: la mantis religiosa. A lo largo del artículo iremos descubriendo la importancia de este insecto y si es verdad que al acabar el acto sexual la hembra devora al macho, que al fin y al cabo es lo que queréis saber.

La mantis religiosa es un insecto fácilmente identificable debido a su característica morfología: sus patas delanteras están dobladas en posición de “orar”, y la mayoría de sus especies son de color verde o marrón, con lo cual se camuflan de forma muy fácil entre las hojas y el follaje para así acechar a sus víctimas. Son carnívoras y se alimentan de insectos como moscas y saltamontes, aunque también de ratones, tortugas pequeñas e incluso serpientes gracias a sus afiladas mandíbulas.

A continuación os presentamos algunas curiosidades sobre la mantis religiosa:

  1. Algunos jardineros han utilizado la mantis religiosa para controlar insectos que pudieran estar asolando su jardín, aunque otros insectos como las mariquitas han resultado mucho más eficaces para tan ardua tarea. El instinto depredador de la mantis religiosa no le permite distinguir entre los insectos beneficiosos y perjudiciales.
  2. Son caníbales sexuales. Una de las características más conocidas de la mantis religiosa es el canibalismo sexual de sus hembras, puesto que las hembras de algunas especies de mantis religiosas se comen al macho al aparearse con él. La hembra, tras una compleja danza de apareamiento realizada por el macho, le muerde la cabeza o las patas durante el acto de apareamiento. La realidad es que esto se produce en menos del 30% de los apareamientos.
  3. mantis religiosa con gafasEs el único insecto que ha demostrado tener visión 3D como los humanos, por eso científicos del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Newcastle han estado haciendo diferentes pruebas poniéndole gafas 3D con el objetivo de desarrollar la visión 3D en robots
  4. Algunas personas adoptan la mantis religiosa como mascota, ya que en algunos países, como por ejemplo de América son insectos muy populares. Es recomendable investigar a fondo sobre la especie en concreto que se desea adoptar, ya que necesita que se cumplan las condiciones de alimentación y humedad necesaria para poder sobrevivir. La mantis religiosa puede morder si se siente atacada pero sus picaduras no son venenosas para los seres humanos.
  5. Son reinas del camuflaje. La mantis religiosa es muy hábil a la hora de camuflarse de sus presas, las especies que viven en el suelo se suelen camuflar de color marrón, mientras que las que viven en las hojas y en las copas de los árboles lo hacen de verde.

 

 

Para más información sobre el apasionante mundo de los insectos, visita nuestra guía de plagas.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *