Insectos Parásitos | Desinfestados

Insectos Parásitos

    

Que los insectos son la especie más numerosa del planeta no nos pilla desprevenidos. Los artrópodos son pequeños y en algunos casos utilizan sus cualidades para servirse de otros animales: son parásitos.

Un claro ejemplo de estos “listillos” son las pulgas, las chinches, los piojos o las moscas parásitas. Todos ellos suelen alimentarse de la sangre de sus víctimas. Tienen en la piel de sus huéspedes un acogedor hogar, calentito y con suficiente hemoglobina para ponerse morados.

Pero este tipo de insecto que vive en la piel de los animales no es el único. Por sus características se conocen como parásitos externos o ectoparásitos, al igual que las garrapatas, los mosquitos o las cucarachas.  Existen también otros parásitos internos o endoparásitos, como las tenias, los protozoos, el gusano del corazón o el anisakis.

Nosotros pondremos nuestra atención en este post en los externos que son aquellos contra los que combatimos con nuestros super héroes de Rentokil.

Chinches

Las chinches de cama son “compañeros de viaje” de los humanos, más que parásitos propiamente dichos, pero lo incluimos en esta selección de insectos porque se alimentan de su sangre cuando estamos entregados a Morfeo. La chinche más común es la conocida como la Cimex lectularius de unos 5 mm de largo.

Chinches de cama

Su picadura suelen ocasionar irritación y molestias, eso en países como España. En otros lugares como América Central y Sudamérica hay que ser mucho más cuidadosos porque allí reside la chinche asesina que transmite con su mordisco una sustancia llamada Trypanosoma cruzi que puede acabar con la vida de su huésped.

Para acabar con una plaga de chinches no hay nada mejor del el tratamiento Entotherm de Rentokil Initial ya que una buena desinsectación garantiza su eliminación al completo.

Moscas

La mosca es otro de los insectos considerado un parásito. En la actualidad existen más de 120.000 especies de moscas en todo el mundo. De todas las especies existentes la Mosca Tse-Tse y la Mosca de la Carne son las más importantes, en este sentido. Hay otras presentes en el tubo digestivo y en las cavidades nasales de los animales.

moscas

En este caso, hay que aclarar que las moscas pertenecientes a estas familias son parasitarias solo en su fase larvaria porque los huevos eclosionan dentro de las heridas o mucosas de otros seres vivos, donde previamente las ha depositado “la mosca madre”.

Sin duda alguna a los humanos la Mosca de la Carne nos es más familiar como la Mosca Azul o la Mosca Verde. Para este tipo de insectos que pueden convertirse en una plaga desesperante nuestros técnicos diseñan tratamientos específicos adaptados a cada cliente.

Por eso te recomendamos que consultes con expertos que te indiquen la fórmula más correcta para deshacerte de ellos. Una herramienta muy útil es que utilices el nuevo aparato eléctrico ideado por Rentokil Intial, Lumnia.

Acabarás con ellos con el menor gasto energético posible.

matamoscas Lumnia

la mosca doméstica

Pulgas

Ains estas minúsculas saltarinas lo que son capaces de organizar si se depositan en tu piel o en la de tus animales domésticos. Sus picaduras provocan hinchazón y escozor. Son tan listillas que pasan de un huésped a otro con enormes saltos, dado su tamaño, convirtiéndose en unos auténticos parásitos.

Normalmente son de color rojizo – marrón de unos 2 mm de longitud.

Pulga

Las pulgas  suelen estar presentes en mascotas como perros, gatos o en granjas donde habitan conejos, cabras, u ovejas. En el pelo de estos animales suelen dejar sus huevos, pero no se quedan ahí, ya que pueden caer y quedar escondidos en alfombras, moquetas, sábanas o en cualquier rendija. Los huevos de pulgas son diminutos (alrededor de 0,5 mm de longitud, con forma ovalada y de color blanco). Esto hace que sean prácticamente imposibles de detectar sobre ciertas superficies.

¡Vamos un horror! Lo mejor es ponerse en manos de especialistas que te ayuden a exterminar a estos pequeños bichejos.

Los piojos son también insectos hematófagos, es decir, se alimentan de sangre. Lo cierto es que son un verdadero incordio, provocan unos picores horrorosos y se multiplican con una rapidez pasmosa. Aggg que horror.

Así es que si detectas que tu peque se rasca profusamente la cabeza o detrás de las orejas en demasía ya puedes hacerte con una buena liendrera y purgar al susodicho para deshacerte de esos minúsculos insectos sin alas que se pasean alegremente por la cabeza alimentándose de sangre.

Si no se eliminan rápidamente pueden ocasionar infecciones. Ains me pica ‘to’ ya solo de pensarlo.

Ojo que los piojos aprovechan y depositan sus liendres de color blanco en los cabellos adhiriéndose a ellos fuertemente.

piojos

Por su parte, las ladillas son conocidas como los piojos púbicos. Provocan una enorme desazón y suelen contagiarse de diversos modos: o por contacto sexual, o por el uso de ropa interior infectada o incluso por su presencia en inodoros.

Las ladillas nacen entre cinco y diez días después de ser incubadas y pasan por tres etapas diferentes: huevo, liendre y piojo.

Se han dado casos de presencia de ladillas en el vello de las axilas, las pestañas, o en la barba.

ladillas

En definitiva que los insectos parásitos no son nada agradables y como está claro que no podemos deshacernos de nuestra sangre para evitarlos, debemos utilizar todas las herramientas a nuestro alcance para alejarlos de nuestro cuerpo, nuestro entorno y también de nuestras mascota.

 

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *