Embalajes de madera como vehículo para la transmisión de xilófagos plaga | Desinfestados

Embalajes de madera como vehículo para la transmisión de xilófagos plaga

    

Imagen de palets | DesinfestadosEste artículo en el blog de Rentokil persigue dar a conocer, aunque sea de manera superficial, la normativa internacional relativa a los embalajes de madera (con los conocidos “palets” como estrellas invitadas).

De todos es sabido que las diferentes plagas que nos acechan se trasladan de una parte del mundo a otra de una manera rápida y sin que podamos evitarlo en el cien por cien de los casos. Los ejemplos más típicos que nos resultan más familiares son los del mosquito tigre y el picudo rojo. Pero son sólo unos ejemplos entre decenas de plagas.

Las plagas de xilófagos no son una excepción, y en las últimas décadas, con el mercado internacional en expansión continua, son otros claros ejemplos con consecuencias gravísimas para las masas forestales. Se comprobó que la madera con las que están construidos los embalajes para el traslado internacional de mercancías eran los vehículos ideales para la introducción de plagas establecidas en una parte del mundo en otras donde no lo estaban. Y como consecuencia de esto se promulgaron algunas normas fitosanitarias de carácter internacional de las cuales la denominada NINF 15  (promovida por la FAO) es la más conocida. La mayoría de los países del mundo se han adherido a esta normativa y por tanto tienen derecho a denegar la entrada de materiales inapropiadamente tratados y marcados en sus fronteras.

Estas directrices internacionales se han trasladado al ordenamiento jurídico español con diversas normativas que se han desarrollado especialmente desde el año 2007 con el objeto de facilitar el comercio y a la vez reducir el riesgo de introducción o dispersión de plagas cuarentenarias relacionadas con la madera de los embalajes.

Evidentemente, no son sólo los palets de madera los afectados, sino que se incluyen materiales como jaulas, cajas y cajones, madera de estiba, carretes para cableado, etc.

Se excluyen otros materiales como son los barriles de vino calentados durante su fabricación, cajas de vino para regalo, de cigarros o puros, serrín, tableros de contrachapado, etc

A día de hoy, para que estos materiales puedan viajar de un país a otro los únicos tratamientos permitidos son:

  • Calor (56ºC en interior de la madera durante 30 minutos).
  • Bromuro de Metilo (existe una recomendación para ser sustituido por otro método alternativo pues es un gas que daña la capa de ozono y ya está prohibido su uso en muchos países a raíz del Protocolo de Montreal).

Los embalajes tratados de esta forma son los únicos autorizados y como hemos comentado, deben llevar una marca especial que los distinga de los demás (marca reconocida internacionalmente) que debe ser efectuada por empresas autorizadas (inscritas en un Registro Oficial del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en el caso de España).

Esta normativa se toma muy en serio en las aduanas de tal forma que pueden inmovilizarse mercancías exportadas en la frontera de destino e incluso proceder a su destrucción si el tratamiento in situ no es viable.

A efectos prácticos, es habitual que nos consulten nuestros clientes sobre estos requisitos que deben cumplir para exportar materiales en palet.

Como curiosidad, la alerta más importante que hemos tenido en España como plaga fitosanitaria relacionada con los embalajes de madera es la referida a un nematodo llamado Bursaphelenchus xylophilus, que afecta a los pinos principalmente y en cuya diseminación está implicado un cerambícido del género Monochamus (un insecto de la madera). Es de origen americano y se detectó por primera vez en Europa en Portugal en 1999. Posteriormente se han reportado brotes en España (Extremadura y Galicia).

Fuentes para la redacción de este artículo:

Norma Internacional sobre Medidas Fitosanitarias NINF 15 creada por la FAO

Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino

 

Comentarios
  1. Marta

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *