El coipú se adueña del Ampurdán

    

Myocastor_coypus_-_ragondinHace algunos días saltaban las alertas en los medios de comunicación: los vecinos del Ampurdán se encontraban con un nuevo vecino no muy deseado, el coipú. Cultivos de cereales, maíz y frutales de la comarca de Gerona se han visto afectados por la acción de este pequeño ser, quienes se han dispersado en gran número en los últimos años. Pero, ¿qué es exactamente el coipú?

El coipú –o coipo- es una especie de nutria roedora originaria de Sudamérica, principalmente Argentina y Chile, que habita en humedales y que ha llegado hasta nuestro país. A simple vista es una mezcla entre un castor y una nutria de pelaje pardo, con una piel especialmente cotizada para la elaboración de peletería. Hasta el punto de que se ha extendido por diferentes zonas del mundo donde se han establecido criaderos para el aprovechamiento de su piel.

El problema es que algunos de ellos han conseguido escapar de las granjas y, gracias a la notable gestación que caracteriza a los roedores, se han instalado en zonas de humedales reproduciéndose en grandes cantidades. De hecho, se puede reproducir en cualquier época del año con unas cinco-seis crías por camada. Y en España no solamente ha llegado hasta el Alto Ampurdán, sino también zonas de Navarra y Cantabria ven cómo la incómoda “nutria” está dando demasiados quebraderos de cabeza a los agricultores.

Este roedor, que puede tener una longitud de entre 30 y 40 cm, se adapta con gran facilidad a los ríos, pantanos y lagos, por lo que es un gran nadador y buceador que establece su hogar a las orillas de los ríos. El problema es que durante las noches arrasa con los cultivos de cereales y frutales y este verano han acabado con muchos campos de Gerona. Su alta expansión y su potencial colonizador han provocado su inclusión en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. Un mamífero que habrá que vigilar con lupa y controlar su localización si no queremos que acabe extendiéndose aún más por toda la geografía.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *