El avispero | Desinfestados

El avispero

    

Empezaba el mes de Agosto de 2008, conduciendo por las Tierras del Toledo Imperial, y de pronto sonó el teléfono móvil.

  • Si, dígame
  • Hola Tomás, Soy Merche. ¿Cómo te vendría pasarte mañana por un pueblo de  Ciudad Real?
  • ¡¡¡Mañana!!!, bueno no habría inconveniente, ¿qué problema tienen?
  • “Se pone al habla contigo Jacinto y te explica.
  • Ok Merche, espero entonces la llamada de Jacinto.

Bueno, menuda excursión me espera mañana, ¿dónde narices estaría el pueblo?seguro que donde Cristo perdió el mechero, pensé. Mientras seguía mi jornada volvió a sonar el teléfono.

  • Si, dígame
  • Tomás, soy Jacinto, creo que ya ha hablado contigo Merche
  • Si, así ha sido
  • Te cuento, hemos recibido una llamada para que pasemos a ver un problemas de avispas en una casa, en un pueblo de Ciudad Real, según me han comentado es un avispero de unas dimensiones algo fuera de lo normal, va a ir la televisión de Castilla la Mancha, ¿te puedes pasar tu por allí para ver el problema e indicarles una solución?
  • “Ok sin problemas, ya te cuento lo que me he encontrado
  • Gracias Tomás

¡¡¡La Televisión de Castilla la Mancha!!!, pero que es lo que habrán visto en ese pueblo…

A la mañana siguiente bien tempranito, ya que tenía cerca de 250 km. de camino, me dirigí a ver el avispero que había suscitado la atención de la Televisión castellano-manchega. Al fin llegaba al pequeño pueblo en cuestión. Gran número de vecinos  se agolpaba en las puertas de la casa que tenía tan inusual avispero, bueno en realidad eran 8 o 10 vecinos, pero para un municipio que no tendrá más de 800 habitantes se puede decir que era un número importante.

  • Buenos días, ¿el propietario de la vivienda?
  • Está por ahí dentro
  • Hola soy Tomás Heras,  el técnico comercial de la zona, me han comentado que tenéis un problema de avispas en la vivienda
  • Sí, por favor pase usted al patio y miren por donde entran
  • Mire, entran por el agujero del cable de la antena de televisión
  • Pero es un agujero muy pequeño, y me habían indicado que tenían un avispero de una dimensiones un poco fuera de lo normal (le indiqué al paisano, sin exagerar, ya que por lo que me habían indicado, hasta ahora lo que había visto no era para crear tanta expectación).
  • Pase a la cocina.

Tenía una escalera en una de las esquinas de la cocina.

  • Suba a la escalera y mire aquella esquina.
  • La virgen, pero qué es eso, ahora sí entendí la expectación,  ¿cómo narices quitamos eso? (me pregunté a mí mismo) Necesitamos una cuba de 100 Lt. e ir protegidos hasta las manillas.

En el lado derecho veréis el  avispero en cuestión.

Ahora sí entendí la expectación creada, lo siguiente fue indicarle al paisano el procedimiento para poder eliminarlo.

En ese momento se puso en marcha la máquina de qué coste tendría quitar el Avispero:

Dos técnicos, dos horas de trabajos, dos tratamientos…. Epi´s, escalera Cuba de 100 Lt. 800 euros, al final no me iba a salir nada mal la visita…

Pero como en el cuento de la lechera todo se fue al traste cuando el paisano me espetó:

  • Bueno menuda publicidad va a tener tu empresa, ¿cuánto me vais a pagar por dejar que me quitéis el avispero?

Adiós a los 800 € de Jobs.

  • ¿Perdón? Nosotros no podemos pagar por hacer nuestro trabajo, además usted sabe el problema que tiene aquí
  • Esto no es ningún problema, pues no habré yo acabado con avisperos, esto es algo fuera de lo normal,  y si alguien lo quiere quitar tendrá que pagar por ello, para eso viene la televisión.
  • Bueno pues muchas gracias por haberme atendido.

Y salí de allí con cara de tonto después de haberme pegado un viaje de narices.

Ahora, eso sí, puedo decir que he visto el AVISPERO……..

Comentarios
  1. Belén

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *