El aroma importa, y mucho | Desinfestados

El aroma importa, y mucho

    

Cubo Aromas PremiumQuién de nosotros no ha pasado alguna vez por una panadería y no ha podido resistirse a entrar en ella y comprar alguna baguette o croissant. El olor a pan recién hecho que se extiende por toda la calle es el culpable. Como los perros de Pavlov, es imposible no comenzar a salivar y, como una cosa lleva a la otra, entrar en el establecimiento, romper cualquier ‘autopromesa’ de dieta, y salir de él masticando ya el pico de la barra. Algo parecido nos ocurre cuando ponemos un pie en esa tienda de decoración que tan bien huele, que incluso nos hace sentir como en casa. Parece imposible salir de ella, más bien nos gustaría acomodarnos en alguno de sus sofás y arroparnos con esas mantitas tan suaves que por allí tienen. Seguramente, alguno que otro no se haya quedado en el establecimiento pero sí que se haya ido a casa con esa manta bajo el brazo. Y es que el aroma importa, e importa mucho.

Está claro que no nos gusta el olor a humedad en los armarios y, por eso, lo llenamos de bolsitas con bolas aromáticas; que tampoco queremos que se note el olor a tabaco y usamos neutralizadores contra él… En definitiva, nos gusta oler bien, pero también queremos que los lugares que visitemos lo hagan. Los expertos en marketing se han dado cuenta de esto y han ido más allá: es hora de usar las fragancias para que la entrada a nuestro negocio sea toda una experiencia para el cliente.

Investigadores de la norteamericana Universidad de Rockefeller han realizado un estudio con conclusiones muy claras en torno al olfato. Según estos investigadores, el 35% de lo que olemos lo recordamos, mientras que tan sólo permanece en nuestra memoria el 5% de lo vemos, el 2% de lo que oímos y el 1% de lo tocamos. En el mismo sentido, nuestros expertos en aromas llevaron a cabo una curiosa encuesta en la que preguntaban por el valor de un par de zapatos; aún no salimos de nuestra sorpresa: ¡el cien por cien de sus participantes valoraron los zapatos diez euros por encima de su valor en un ambiente con fragancia apropiada!

Sin duda el olfato más potente de los cinco. Tres cuartas partes de las emociones que experimentamos cada día son provocadas por diversos olores. Es más, este sentido asociado a la nariz también es el que posee mayor capacidad de influencia, como se recuerdan durante más tiempo los momentos asociados a olores, con mucho más emotivos que los que tienen que ver con los sonidos o las imágenes. No es lo mismo entrar a comprar adornos para el árbol de Navidad en una tienda donde huela a galletas recién orneadas que hacerlo en otra totalmente neutra. Seguro que nos animamos más en la primera.

Y de esto saben muchos nuestros especialistas en aromas, capaces de definir qué fragancia es la más adecuada para cada tipo de empresa, así como programar el dispensador de aroma para conseguir los resultados más óptimos. Da igual que sea un hotel, un centro comercial o un gimnasio. Cualquier lugar puede generar en el consumidor una sensación de bienestar sin competencia si se encuentra la fragancia adecuada.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *