Diferencias entre topos, ratones y musarañas | Desinfestados

Diferencias entre topos, ratones y musarañas

    

Los puedes ver correteando en el campo. A veces aparecen agujeros, lo que vienen siendo sus madrigueras en los jardines y parcelas, e incluso alguna superficie llana, ¡como si de una pista de aterrizaje se tratase!, o sobre la nieve, en invierno.  ¿No sabes quién puede causar esos estragos? Pues los culpables suelen ser unas pequeñas criaturas que todos conocemos: los topos.  Pero también pueden ser ratones o musarañas…

¿Por qué es importante distinguir a qué tipo de roedor nos enfrentamos?

Bueno, al igual que la mayoría de las plagas que tratamos, la identificación adecuada es clave porque cada uno tiene diferentes características que te ayudarán a elegir la mejor estrategia para deshacerte de ellos.  Los topos, las ratas de campo y las musarañas se pueden distinguir fácilmente uno de otro mirando algunas de las características físicas claves de cada uno.

• Los topos tienen un hocico puntiagudo, las patas delanteras más grandes, y los ojos y los oídos tan pequeños que no son visibles.

• Las ratas de campo, también conocidas como ratones de prado, tienen las orejas redondeadas y el cuerpo es de color rojizo o marrón, o de color negro con un lado inferior gris.

• Las musarañas tienen un hocico puntiagudo, pero a diferencia del topo, las patas delanteras de una musaraña no son tan grandes. Además, los ojos de una musaraña son diminutos, pero son visibles en la mayoría de las especies.

Además de las diferentes características físicas, los topos, los murciélagos y las musarañas viven en diferentes hábitats y tienen preferencias alimentarias distintas.

Los topos viven bajo tierra en túneles y son depredadores por naturaleza. Se alimentan principalmente de lombrices de tierra, gusanos, escarabajos y otros animales o artrópodos que se encuentran en el suelo.

Los ratones de campo prefieren vivir en la vegetación baja o rastrera, y hacer senderos a través de la hierba o la nieve. A diferencia de los topos predadores, los ratones son principalmente herbívoros y se alimentan de las raíces, bulbos, corteza y semillas de muchas plantas ornamentales y hierbas.

Las musarañas tienen muchos hábitats, dependiendo de la especie, pero guardan una característica similar en las estructuras que utilizan para desplazarse. Es típico que las musarañas se nieguen a utilizar los túneles hechos por los topos y los campañoles, e invadirán también ocasionalmente edificios. Las musarañas se alimentan de insectos, lombrices, babosas, pequeños animales, semillas y raíces.

Enfrentarse a los topos, los ratones y musarañas puede ser un reto, por lo que el uso de un enfoque integrado de manejo de plagas con herramientas como la captura, el cebo y la modificación del hábitat dará la mejor oportunidad para el éxito.

Si estás experimentando un problema en tu patio o césped con estos curiosos animalillos es mejor que te pongas en contacto con una compañía profesional de control de plagas para que te ayuden.

¿A qué esperas? Entra en nuestra web: www.rentokil.es e infórmate.

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *