Día Mundial del agua | Desinfestados

Día Mundial del agua

    

Manos y aguaLa friolera de 24 años. Esos son los años que la humanidad lleva celebrando el Día Internacional del Agua. Un día, que cómo tantos otros, debería ser borrado del conjunto de días internacionales de… si no fuera para celebrar en positivo la abundancia de lo conmemorado.

Hoy día, sin embargo, aún andamos inmersos en los recordatorios necesarios y en las cifras alarmantes, a veces, y vergonzantes en la mayoría de los casos.

Quizá por ello es conveniente señalar que nuestro planeta está cubierto en tres cuartas partes por agua salada de la que sólo el 2% es potable y dulce. De este escaso bien depende la vida en la tierra.

El agua es necesaria para los cultivos, imprescindible para su consumo animal y humano, vital para el medio ambiente, fundamental para generar energía, y neurálgica para la salud.

Estos son sus aspectos esenciales, en los que cabe destacar sub apéndices como la seguridad alimentaria, recursos hídricos para zonas donde el acceso al elemento líquido está restringido y donde la población es masiva.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el planeta hay 663 millones de personas que viven sin suministro de agua potable. Una circunstancia impensable en el mundo desarrollado donde con un solo gesto disponemos de agua corriente y sana saliendo de nuestros grifos.

En los países con un acceso restringido al agua, en numerosas ocasiones contaminada, los ciudadanos se ven obligados a recorrer varios kilómetros al día a fuentes de agua corriente mientras batallan con problemas de salud, ocasionados por el mal estado de la misma.

Es por ello que desde la ONU, en esta edición, quieren hacernos tomar conciencia de la importancia del ahorro y de evitar cualquier desperdicio de agua. ¿Sabíais que se puede reutilizar hasta el 80% del agua que malgastamos?

Pues sí, así es, en casa, en el trabajo, en la industria o en la agricultura es más que posible tratar el agua residual para poder usarla de nuevo.

Desde Naciones Unidas nos recuerdan datos tan importantes como que: más de 1.800 millones de personas usan agua contaminada por material fecal con lo que están expuestas a enfermedades como el cólera, la disentería, el tifus o la polio; esta falta de recursos y el consumo de agua en mal estado provoca ¡842.000 muertes anuales!

Es espeluznante ¿no creéis? Sobre todo cuando hay recursos para tratar el agua residual y evitar estas muertes innecesarias.

Aquí radica la importancia de celebrar el Día Internacional del Agua bajo el lema: “Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?”.

Os preguntaréis, ¿qué puedo hacer yo desde mi humilde hogar? Pues pequeños gestos como los que os cuento a continuación pueden contribuir al ahorro de cientos de litros de agua y además ayudan a su reciclado. Por ejemplo: porque no guardar el agua con el que lavamos las verduras y reutilizarla en el riego de las plantas del hogar.

Otras cosas más comunes: poner siempre el lavavajillas y la lavadora cuando esté completas; aprovechar la nevera para enfriar el agua que bebemos en vez de dejar correr el grifo y, sobre todo, utilizar papeleras en el baño y evitar el uso del inodoro como si de una papelera se tratase.

Por supuesto, en estos casos, la educación en casa es fundamental. A los niños hay que acostumbrarlos desde pequeños a economizar el uso del agua y también a hacer un uso adecuado del mismo cuando es más que necesario, como en el caso de la correcta higiene y los buenos hábitos.

Aquí entra en juego, por ejemplo, le correcto lavado de manos. Con un gesto tan simple y sencillo podemos evitar también la contaminación y la transmisión de bacterias, con el consiguiente riesgo para la salud.

Es significativo que en nuestro país, siendo uno de los que más embalses de agua contiene, pueda verse afectado por los períodos de sequía que padecemos reduciendo el contenido de los mismos en un elevado porcentaje y llevándonos a serios problemas en un futuro cercano. Así lo indica este informe del Ministerio de Agricultura y Pesca.

Por eso mismo, la educación es la base para evitar que derrochemos agua de modo irresponsable. No hay más que consultar esta encuesta del INE para ver el elevado consumo de agua que hacemos en cada casa: ¡¡más de 130 litros por habitante y dia.!!

Si bien es cierto que en nuestra mano está el consumo responsable del elemento líquido, las instituciones públicas también han de poner de su parte para evitar que miles de litros de aguas contaminadas se viertan a los ríos y mares.

Por eso el control de industrias y empresas para que hagan un correcto depurado de sus residuos se torna fundamental.

Desde Rentokil Initial no nos cansamos de recordaros que el uso del agua es necesario para evitar el contagio de enfermedades. El uso adecuado del jabón con un pequeña cantidad de agua hace que evitemos resfriados comunes, gripes u otros contagios más serios.

Por eso si necesitas más información al respecto puedes consultar nuestra página www.initial.es y ahí encontrarás todo aquello que necesites saber para tu casa o empresa.

Recuerda: higiene pero con cabeza.