¡Cuida a los más pequeños en el Día Universal del Niño!

¡Cuida a los más pequeños en el Día Universal del Niño!

    

Cómo se deben lavar las manos los niñosEl 20 de noviembre es una fecha muy especial, ¿sabes por qué? Porque se celebra ¡el Día Mundial del Niño! ¿Qué sería de nosotros sin los pequeños de la casa que siempre logran sacarnos una sonrisa? :-)

Ellos son nuestro bien más preciado y por eso, todas nuestras atenciones y cuidados son pocos. Nos preocupamos de darles una buena alimentación, de ofrecerles los mejores estudios… y, sobre todo, lo que más nos preocupa es su salud. ¿Quién no recuerda cómo nos abrigaba nuestra madre cuando éramos pequeños para no constiparnos? ¿O esas noches en vela al pie de nuestra cama cuando teníamos fiebre?

Sin embargo, a veces no nos damos cuenta de que con un solo gesto podríamos prevenir el contagio de enfermedades o de infecciones respiratorias en nuestros más pequeños como la gripe, la bronquiolitis o la neumonía. ¿Cómo lo logramos? La respuesta está “en nuestras manos”. Sí, un buen lavado de manos con agua y jabón reduce el riesgo de contraer multitud de enfermedades que, en determinados países como los menos desarrollados, se cobra cada año la vida de 1,7 millones de niños, quienes no viven para celebrar su quinto cumpleaños.

Gracias a este simple hábito se evitaría cerca del 44% de las muertes causadas por enfermedades diarreicas y el 25% de las infecciones respiratorias agudas que suponen la mayor causa de muerte de los menores de cinco años a nivel mundial.

Una vez que tenemos claro que un buen lavado de manos es necesario para prevenir enfermedades en los niños, la siguiente pregunta que viene a nuestra cabeza es ¿cuándo es necesario lavarse las manos?

  • Antes de preparar o manipular alimentos o bebidas.
  • Antes de comer o beber (sea en casa o fuera)
  • Después de usar el baño
  • Después de cambiar los pañales a un bebé
  • Tras tocar tierra o animales y, sobre todo, si vas a recoger las heces de estos
  • Tras estornudar o toser y llevarnos las manos a la boca o a la cara

Estas recomendaciones todavía cobran una especial relevancia en los entornos donde los padres no están presentes, como pueden ser las guarderías o los colegios. En primer lugar, debemos cerciorarnos de que estos centros disponen de las condiciones necesarias para que nuestros niños y niñas puedan lavarse las manos de forma correcta. Después queda pendiente una tarea fundamental: concienciar y educar a los niños para que lleven a cabo este gesto y que lo tomen como un hábito diario.

No lo dudes, cuidar a los más pequeños de la casa tan sólo está en “tus manos”. :-)

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *