Cuatro formas de prevenir la legionella | Desinfestados

Cuatro formas de prevenir la legionella

    

Cuatro consejos para evitar la legionellaCuando sales a dar un paseo por la ciudad en estos días calurosos no hay nada mejor que encontrar una terraza, obviamente en la sombra, para recuperar el aliento tomando algo fresquito. Y mejor todavía si ésta dispone de un sistema de pulverización de agua. En el verano todos experimentamos está sensación reconfortante y por esta razón, cada vez más se utilizan los sistemas de pulverización o nebulización de agua en los espacios abiertos con el fin de disminuir la temperatura ambiental a través de la humidificación del aire. Sin embargo, estas instalaciones representan un riesgo de proliferación y diseminación de la legionella, pues hay que tener en cuenta que la mayor fuente de contagio de esta bacteria se produce en los sistemas de agua.

La legionella es una bacteria muy peligrosa que puede causar enfermedad pulmonar grave cuando se inhala. Los sistemas de pulverización/nebulización funcionan con la evaporación parcial del agua que está en contacto directo con el aire que respiramos. Además, esta bacteria vive en aguas estancadas,  en ambientes cálidos y húmedos en general y principalmente donde hay presencia de lodos y materia orgánica que actúan como fuente de nutrientes.

Los sistemas de pulverización/nebulización también son utilizados en establecimientos de productos frescos. Para los que disponen de estas instalaciones en su negocio es importante tomar algunas precauciones establecidas por ley,  tales como:

  1. Utilizar agua procedente de la red para garantizar su calidad microbiológica.
  2. Realizar una limpieza y desinfección de todo el sistema, antes de la puesta en marcha y cuando haya estado parado más de un mes o sufrido reparaciones.
  3. Efectuar un mantenimiento sanitario periódico:
  • Revisión y limpieza mensual de los filtros, bombas, conducciones, etc.
  • Revisión, limpieza y desinfección mensual de los pulverizadores (Boquillas).
  • Limpiar diariamente el depósito o bandeja de agua (en caso de existir).

En caso de contar con equipos portátiles o móviles:

  •  Mantener una temperatura en el agua inferior a 20º C.
  •  Vaciar y limpiar al finalizar el día.

Os recordamos que todas estas medidas deben ser anotadas en el Registro de Operaciones de Mantenimiento para que a la Autoridad Sanitaria pueda verlas en la inspección.

Y si disponéis de este sistema y queréis garantizar el bienestar de vuestros trabajadores y clientes, podéis entrar en contacto con nuestra empresa. Rentokil puede evaluar las instalaciones de riesgo, potenciales emisoras de aerosoles, y diseñar los programas de mantenimiento adecuados para prevenir el posible desarrollo de esta peligrosa bacteria.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *