Control de plagas, riesgos del intrusismo | Desinfestados

Control de plagas, riesgos del intrusismo

    

Control de plagas e intrusismo laboralUn tratamiento contra termitas mal planteado causa un incidente grave.

Hace unos días, en los perfiles de Rentokil de Twitter, Facebook y Google+ nos hicimos eco de la noticia aparecida en distintos medios sobre un problema de termitas, en la que se informaba de la intoxicación de 6 bomberos y 2 policías municipales durante una intervención en una casa motivada por la falsa alarma de un incendio.

La alarma se produjo por una visible columna de humo procedente de la casa, al presentarse los bomberos no encontraron un incendio si no un bote fumígeno insecticida. Este tipo de producto en concreto, es para uso profesional y en ningún caso puede ser utilizado por un particular. Tanto por su composición, como por su presentación y forma de uso, requiere que se active un protocolo de seguridad, que además de obligar a señalizar con carteles de peligro la zona tratada, especifica que la zona tiene que estar libre de personas por un periodo mínimo de 12 horas. En el caso que nos ocupa, y al tratarse de un edificio de vecinos, la comunidad tendría que haber sido advertida del tratamiento y dada la posible dispersión del humo, a través de cámaras de aire y conductos, alguna vivienda más tendría que haber sido desalojada por seguridad.

El otro aspecto de la noticia que nos ha llamado la atención como expertos en control de plagas, ha sido que se utilizara un bote fumigante para combatir una infestación de termitas, desde luego quienes aconsejaran este método de control a los propietarios de la vivienda no tenían la más mínima idea de la biología de las termitas y de cómo realizar un tratamiento contra ellas.

En Rentokil y a través de las distintas asociaciones llevamos muchos años haciendo un esfuerzo notable por profesionalizar el sector, las administraciones públicas cada vez exigen más requisitos a las compañías de control de plagas y la legislación sobre las prácticas de tratamientos son día a día más restrictivas, y aunque algunas medidas nos puedan parecer desproporcionadas, aplaudimos este esfuerzo normalizador. Sin embargo nos seguimos encontrando que empresas sin escrúpulos venden productos nocivos a particulares o que este tipo de productos se puedan vender libremente y a cualquier tipo de usuario  en distintos portales de internet como hemos podido comprobar en el seguimiento que hemos hecho de esta noticia.

Desde luego, pienso que las distintas administraciones tendrían que tomar cartas en el asunto y que las Asociaciones deberían hacer un esfuerzo extra por denunciar públicamente y perseguir legalmente estas malas prácticas. Está en juego la salud de todos y los miles de puestos de  trabajo que genera el sector del control de plagas.

PD.- Si necesita contratar una compañía de ontrol de plagas le recomendamos que lea este artículo también publicado en Desinfestados.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *