Control de plagas casero llevado al extremo

Control de plagas casero llevado al extremo

    

8180511Ahora que llevamos tres o cuatro días de buen tiempo, con un sol más característico del mes de mayo que de marzo, es cuando empiezan a salir los primeros insectos, roedores y demás seres no deseados que terminarán invadiendo nuestra casa o lugar de trabajo. Por tanto en este artículo he querido hacer un balance de las historias que hemos conocido últimamente sobre casos en los que se ha intentado hacer un control de plagas casero, y que al final ha acabado teniendo consecuencias más graves de las provocadas por las propias plagas.

Y es que, como ya hemos recordado muchas veces en este blog, la mayoría de productos de control de plagas profesional deben tratarse por, valga la redundancia, profesionales, y no lo advertimos solo a los particulares que consiguen productos tóxicos de manera ilegal para conseguir eliminar plagas, sino también pedimos que se tenga especial cuidado con aquellas pequeñas empresas piratas de control de plagas que te prometen eliminar tu problema por cuatro duros.

La primera noticia que nos viene a la mente es el caso de los seis bomberos y dos policías de Vigo que resultaron intoxicados por inhalación de un insecticida en una vivienda particular (Flumigol 60 según declaraciones de la empresa de control de plagas que lo suministró a los propietarios de la vivienda) que mostraba signos de ataques de termitas. Y es que ese insecticida, en según qué cantidad, puede resultar mortal, de ahí la necesidad de que las empresas de control de plagas sean quienes suministren este tipo de productos en las cantidades adecuadas para que además de resultar eficaz, no perjudique a los clientes ni a nuestros propios técnicos, que para eso está nuestro departamento de prevención de riesgos laborales.

Otra noticia relacionada con este tema sobre la que escribía hace unos días nuestro compañero Juanjo habla de un vecino también de Vigo que se ve obligado a cocinar con una escopeta en la mano para evitar el acecho de las ratas. Hay que añadir que antes de recurrir a este extremo ya había intentado deshacerse de las ratas con la ayuda de un gato callejero. Por otra parte su vecina lo había intentando con veneno, pero tuvo que desistir al ver que lo único que ocurría era que las ratas engordaban.

Y por último, este caso aún no se ha dado en España, pero en Estados Unidos sí que han experimentado otro caso de control de plagas llevado al extremo con las chinches. Como bien sabéis, las chinches (y otros insectos) mueren a una temperatura continuada de más de 56ºC, de ahí que nosotros mismos hayamos desarrollado un tratamiento de calor, conocido como Entotherm. Pues bien, resulta que un hombre de Nueva Jersey se enteró de que las chinches morían con calor, así que se armó con un calentador, un secador de pelo y una pistola térmica e intentó poner en práctica un control de chinches muy casero. El problema es que para realizar este tratamiento hace falta un equipo profesional especializado, precisamente para evitar este tipo de desgracias, ya que según comentan el hombre consiguió eliminar las chinches, pero a cambio de incendiar la casa entera.

En fin queridos lectores, espero que os haya gustado este artículo y ya sabéis cuál es la moraleja: el control de plagas es eficaz, pero no intentéis hacerlo en casa sin la supervisión de un adulto que pertenezca a una empresa de control de plagas registrada y autorizada por las autoridades de cada Comunidad Autónoma.

Comentarios
  1. Pablo Jaén

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *