Control de palomas: el sistema electrostático “made in Rentokil” | Desinfestados

Control de palomas: el sistema electrostático “made in Rentokil”

    

Sistema electrostáticoDe todos es sabido que las palomas, principalmente en las ciudades y cuando su población sobrepasa unos mínimos aceptables para la convivencia con los humanos, pueden llegar a ocasionar problemas importantes tales como suciedad, ruidos, transmisión de enfermedades, daños a los edificios y monumentos, etc. Se podrían añadir otros muchos, pero los mencionados ya dan una idea de la problemática que pueden causar y por tanto de la preocupación que generan en las autoridades municipales correspondientes y también en los particulares.

Hasta no hace mucho los medios tradicionales de control se basaban en dificultar el acceso y el posamiento de estas aves mediante dispositivos tales como pinchos, alambres tensados, redes, etc. El control, sobre todo a escala municipal, se podía completar con capturas masivas, tratamientos para dificultar la reproducción y otros medios para disminuir la población.

Pero de un tiempo a esta parte, y sin que los métodos más arriba mencionados hayan desaparecido ni mucho menos, se está trabajando con una metodología basada en la emisión de impulsos eléctricos de alto voltaje y muy bajo o nulo amperaje (todo ello con objeto de no provocar ningún daño a las aves). Para los no muy duchos en la materia sería un sistema parecido al del clásico “pastor” que los ganaderos instalaban en sus tierras para evitar que el ganado pasase de una parte a otra.

Básicamente consiste en la instalación de un dispositivo a lo largo de toda la zona que se quiera proteger de un edificio (p.e. en las cornisas, balcones, salientes, balaustradas, etc). Dicho dispositivo es en realidad una doble línea construida a base de varillas de acero inoxidable unidas entre sí y soportadas por unas bases de material resistente que las fijan a la estructura del edificio. A cada línea se le asigna un polo eléctrico (positivo para una y negativo para otra). Los impulsos los proporciona un pequeño generador (eléctrico o solar).

El efecto disuasorio que tiene este sistema es muy grande. Las palomas al intentar posarse perciben una pequeña corriente (descarga electrostática) que las incomoda y que provoca que no vuelvan a intentarlo en ese lugar. Por supuesto, como hemos comentado anteriormente el sistema no es dañino para las aves, su uso está aprobado y tiene el visto bueno de asociaciones ecologistas.

Este sistema electrostático tiene como ventaja su discreción, ya que prácticamente no tiene ningún impacto visual (muy al contrario que otros métodos que en ocasiones son excesivamente visibles). Por el contrario, para su instalación, requiere una cierta especialización.

En relación a esta especialización, nuestros compañeros de Rentokil en Alemania han diseñado su propio sistema electrostático, llamado AVISAVE, y periódicamente forma a los trabajadores de otros países (incluido España) en la mejor manera de ofertarlo a nuestros clientes y por supuesto en su correcta instalación.

DSC01342En su último cursillo formativo que se llevó a cabo en las proximidades de la ciudad de Stuttgart acudimos dos personas de Rentokil Initial España, S.A. para actualizar los conocimientos relativos a este sistema y así trasladarlos al resto de la empresa en nuestro país. La formación, de dos días de duración, incluyó la realización de un sistema electrostático a pequeña escala en las propias oficinas, una simulación de presupuestación tomando como base diferentes situaciones y posteriormente la instalación de un sistema “real” en un edificio de una población cercana y que dejamos funcionando antes de volvernos de nuevo a España.

Una vez estuvimos de vuelta aquí, se organizaron algunos cursillos para dar a conocer las ventajas de este sistema para que a partir de ahora pueda ser una de las opciones preferentes a la hora de realizar trabajos contra aves. Ya hay varios clientes interesados en distintas zonas y esperamos que podamos empezar a realizar los trabajos de manera inmediata.