Cómo se propaga la legionella | Desinfestados

Cómo se propaga la legionella

    

Legionelosis:

La Legionelosis es un término genérico que se utiliza para referirse a la enfermedad que causa la bacteria Legionella pneumophilla y otras del mismo género.

Desde su identificación inicial en un brote detectado en Filadelfia en el año 1976, se han descrito numerosos casos de la enfermedad del legionario en España, entre otros países.

El hecho de que la legionelosis se asocie habitualmente a brotes comunitarios, frecuentemente relacionados con torres de refrigeración, agua caliente sanitaria, jacuzzis, fuentes ornamentales, nebulizaciones, etc… ha proporcionado a esta enfermedad una elevada repercusión mediática.

La Legionella pneumophila es el agente causal de la legionelosis. Esta bacteria se halla ampliamente extendida en ambientes acuáticos naturales (ríos, lagos, estanques…), encontrándose en ellos en pequeñas concentraciones, pudiendo sobrevivir en condiciones ambientales muy diversas. Para que su concentración aumente, entrañando riesgo para las personas, debe pasar a colonizar, fundamentalmente a través de las redes de distribución de agua potable, sistemas hídricos construidos por el hombre, como torres de refrigeración y sistemas de distribución de agua sanitaria, donde encuentra condiciones de temperatura idóneas para su multiplicación (25-45º C), protección física y nutrientes apropiados.

¿Cómo se transmite?:

A partir de estas instalaciones la Legionella puede infectar a las personas,  si el agua es pulverizada en forma de aerosoles o gotitas respirables (menores de 5 μm). Es decir, la vía de transmisión de la Legionella es aérea y no se ha demostrado que exista riesgo alguno de enfermar al beber agua contaminada por Legionella.

En consecuencia, serán instalaciones de riesgo todas aquellas que procurando condiciones de anidamiento adecuado para la bacteria, fundamentalmente agua estancada o retenida a temperatura de 25-45º C y especialmente en presencia de suciedad, produzcan aerosoles que puedan ser inhalados por las personas.

EL Real Decreto 865/2003, de prevención de legionelosis, relaciona las instalaciones de riesgo en su artículo 2:

  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos
  • Sistemas de agua caliente y fría
  • Bañeras de hidromasaje y fuentes de aguas termales
  • Humidificadores industriales y ambientales
  • Fuentes ornamentales
  • Aspersores de riego
  • Sistema de agua contra incendios
  • Material terapéutico respiratorio y de otro tipo
  • Y en general toda instalación que utilice agua y produzca aerosoles

La mayor parte de los brotes comunitarios de legionelosis están asociados a las torres de refrigeración y a la red de agua caliente sanitaria, siendo de menor incidencia los que se atribuyen a otro tipo de sistemas.

No obstante, en los últimos años se han constatado casos de legionelosis asociados a las siguientes instalaciones:

  • Túneles de lavado de vehículos
  • Máquinas de asfaltado de carreteras y calles
  • Nebulizadores ambientales
  • Humidificador infantil
  • Dispositivos de limpia-parabrisas de automóviles

Por lo que son sistemas que han de seguir un mantenimiento preventivo de legionelosis, en cumplimiento del Real Decreto 865/2003.

Comentarios
  1. Paco

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *