¿Cómo podemos contraer enfermedades a través de ratas y ratones? | Desinfestados

¿Cómo podemos contraer enfermedades a través de ratas y ratones?

    

Ratón de campo | DesinfestadosAunque estos pequeños animales puedan parecer a simple vista inofensivos, la realidad es bien distinta. Las ratas y los ratones no sólo pueden causar daños en nuestro hogar o en nuestra oficina, sino también graves problemas de salud para el ser humano. La salmonela, la leptospirosis, la enfermedad de Weil o el hantavirus son solo varias de las enfermedades que pueden transmitir. Pero… ¿cómo podemos contraer una enfermedad transmitida por un roedor?

Principalmente, a través de la orina. Si sufres una infestación de roedores en casa o en el trabajo, debes saber que la orina es uno de los mayores problemas. Tanto las ratas como los ratones la dejan a su paso para trazar un “camino” hasta la fuente de alimento que puedan seguir sus semejantes. Por si la sola presencia de esta excreción fuera poca, uno de los grandes focos de infección son los denominados pilares de orina. ¿En qué consisten? Son la mezcla de la orina depositada en una zona específica y la suciedad que allí se concentra durante un largo periodo de tiempo, formando una especie de pequeñas estalactitas.

Ahora que sabemos que la orina es una de las principales fuentes de contagio, lo que nos interesa conocer es de qué forma podríamos contraer las enfermedades transmitidas por los roedores, precisamente ¡para evitarlo por todos los medios!

  • Contacto directo: Nunca toques la orina de los roedores o cualquier zona o elemento que creas que haya podido ser contaminado por ella.
  • Alimentos contaminados: Los roedores pueden transmitirnos una enfermedad al contaminar nuestros alimentos o incluso el agua. Si ves cualquier signo de que el envase de tus cereales, por ejemplo, haya sido roído, no los tomes. Puedes estar ante un caso de contagio.
  • Aire contaminado: Otro foco de infección es inhalar el polvo o suciedad que previamente ha sido contaminado por la orina del roedor.
  • Herida abierta: Si tienes alguna herida o rasguño que todavía no ha cicatrizado, ¡ten mucho cuidado! El contacto directo de esta parte de nuestro cuerpo con la orina de un roedor puede ser muy grave para tu salud.

Si mencionamos a la orina como una de las fuente principales de infección, la otra es sin duda las heces de los roedores. Estos pequeños animales depositan entre 50 y 80 excrementos en una sola noche dispersos al azar en la zona que habitan. Por lo que, si crees que has podido estar en un área contaminada por los excrementos de ratas o ratones, el riesgo de contraer una enfermedad aumenta. ¿Cómo se contraería una enfermedad a través de las heces?

  • Contaminación: Al igual que pasa con la orina, un roedor puede contaminar la comida, el aire o el agua tan solo con sus heces.
  • Contacto directo: Aunque parezca poco probable que alguno de nosotros vaya a tocar a propósito las heces de un roedor, lo cierto es que lo podemos hacer de forma accidental al no darnos cuenta que un objeto o una zona ha sido contaminada con los excrementos de estos pequeños animales. Muchas enfermedades como la salmonela, la tifoidea, la enfermedad de Weil, el tifus o la tenia pueden ser contraídas a través de las excreciones.

Pero no solo la orina o las heces de estos pequeños roedores nos pueden contagiar impensables enfermedades, por ejemplo, el hecho de tocar un ratón muerto puede traer consigo problemas de salud tan graves como la rabia o la tularemia. Nunca toques un roedor muerto, pero en el caso hipotético de que tengas que hacerlo, siempre usa guantes y lávate bien las manos después de entrar en contacto con él para evitar el contagio de cualquier enfermedad. La mejor solución sin duda es llamar a un profesional del control de plagas.

Igualmente, las mordeduras de ratón pueden conducirnos a sufrir graves problemas de salud.

Sólo con morderte, la rata está perforando tu piel consiguiendo que su saliva -fuente de enfermedades- entre en el sistema sanguíneo dando como resultado el contagio seguro de alguna enfermedad como la leptospirosis o la fiebre por mordedura de rata. Y recuerda que las infecciones también se pueden producir a través de un arañazo, por minúsculo que sea, de un roedor.

Si estás preocupado por las enfermedades que pueden transmitir los roedores y quieres más información puedes visitar la sección completa en nuestra página web.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *