Chinches y viajes | Desinfestados

Chinches y viajes

    

Anteriormente ya se ha comentado en este blog la importante relación existente entre la aparición de chinches en un lugar específico y los viajes realizados previamente (con el consiguiente movimiento de equipajes).

Mucha gente se pregunta por qué razón tiene chinches en su casa si ellos son “muy limpios”. La misma cuestión se la plantean algunos hoteles de 5 estrellas. ¿Por qué me ha tocado a mí?

Hay que erradicar viejos clichés que relacionaban la presencia de chinches de las camas con malas condiciones higiénicas de instalaciones diversas (cuarteles, transporte público, hostales y pensiones, albergues, etc). Ya no hay una relación tan directa como antiguamente se establecía.

Las chinches se consideran una plaga emergente y dados los nuevos hábitos de viaje y la facilidad para transportar mercancías de un continente a otro en tan sólo unas pocas horas, la posibilidad de que se produzcan infestaciones en lugares “no típicos” ha aumentado exponencialmente. Hoy en día nos podemos encontrar con chinches en teatros, cines, restaurantes y en otros establecimientos sin que se pueda distinguir entre categorías de los mismos.

Por otra parte, las nuevas herramientas de comunicación e información que tenemos a nuestra disposición (Internet, redes sociales), han hecho que un problema que antes no trascendía públicamente (o si lo hacía era a una velocidad controlada) salga ahora a la luz con gran facilidad y rapidez.

Es muy fácil consultar en Internet sobre la presencia de estos insectos en determinadas ciudades y establecimientos concretos de las mismas. Hoy en día la gente enseguida informa y comparte sus experiencias (especialmente las negativas) lo cual es positivo para otros usuarios, pero un auténtico dolor de cabeza para los establecimientos que se mencionan.

Tan lejos ha llegado la cosa que ya incluso existe una aplicación de pago para iphone (que de momento sólo funciona en algunas ciudades de Estados Unidos) que alerta sobre la presencia de chinches en hoteles basando la información en reportes de infestaciones previas. Todo esto nos lleva a pensar que el asunto no ha de tomarse a la ligera, aunque tampoco hay que exagerar la situación ni ser alarmistas en este sentido.

En la Guía para Instalaciones Hoteleras editada por Madrid Salud (en la que Rentokil ha colaborado activamente) hay un capítulo específico con consejos preventivos para viajeros que conviene tener en cuenta. Entre estos consejos encontramos los siguientes:

  • Evitar dejar los equipajes en consignas o junto a los de otros viajeros en hoteles y aeropuertos
  • Proteger las maletas durante el viaje con envoltorios plásticos
  • Dejar el equipaje lejos de la cama y si es posible sólo sacar la ropa imprescindible
  • Seleccionar  maletas duras y lisas. Son preferibles a mochilas o bolsas de viaje
  • Realizar una somera inspección visual del colchón de la cama y alrededores
  • Lavar la ropa a Tª de 50-60ºC y si es posible usar secadora
  • Embolsar la ropa sucia para evitar una posible “colonización” por chinches y que de esta manera las traslademos a nuestro domicilio.

Como conclusión final, destacar que aunque la problemática de las chinches vaya a más en el mundo actual (y además haya una gran difusión informativa a través de Internet y otras herramientas comunicativas), existe una gran sensibilización por parte de autoridades, empresas de control de plagas e instalaciones y establecimientos públicos para tratar de solventar o al menos minimizar el problema.

Comentarios
  1. Ana Carmen Aguirre
  2. somier

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *