Brotes de legionella en Sabadell y Ripollet | Desinfestados

Brotes de legionella en Sabadell y Ripollet

    

camión de limpieza - desinfestadosParece que el ébola no nos deja ver más allá. El revuelo mediático que ha originado el caso de la infección por el virus del ébola de una sanitaria en Madrid, ha acallado el ruido de fondo generado por dos brotes de Legionella simultáneos en la provincia de Barcelona.

A mediados del mes de septiembre se declaró un brote en la ciudad de Sabadell y, unos días más tarde, se tuvo noticia de otro brote cuyo epicentro se situó en la cercana población de Ripollet. Ambos brotes han afectado a un total de 48 personas, de las cuales 10 han fallecido (6 en de Sabadell y 4 en el de Ripollet) y 5 siguen ingresadas.

Al parecer, según palabras del secretario de Salut Pública de la Generalitat, Antoni Mateu, ambos brotes están controlados. Esto quiere decir que no se registran nuevos casos desde hace 10 días (período de incubación de la enfermedad de la Legionelosis).

A pesar de que estén controlados, todavía no se conoce la instalación que originó el brote de Sabadell. Aunque todo apunta a un sistema de refrigeración de una empresa privada, parece ser que las pruebas microbiológicas que se están efectuando no han confirmado todavía esta hipótesis.

Pero lo que sí está confirmado es el origen del brote de Ripollet. Fue un camión de limpieza de calles que operaba en el centro urbano. Este camión pertenece a una empresa subcontratada por el Ayuntamiento de Ripollet.

¿Cómo puede ser posible que un camión de limpieza se convierta en un foco trasmisor de legionelosis?

Porque se trata de una instalación de riesgo de proliferación y dispersión de la bacteria Legionella, tal y como se recoge en el Artículo 2 “Ámbito de aplicación” del Real Decreto 865/2003 de prevención de legionelosis; que define como objeto de aplicación a todos los sistemas que utilicen agua en su funcionamiento y produzcan aerosoles…

Por este motivo, todos los camiones que se emplean en las vías públicas para el lavado de calles, deben contar con un programa de mantenimiento preventivo de legionelosis. Este programa incluirá, como mínimo, un tratamiento de limpieza y desinfección anual, que será efectuado por una empresa registrada siguiendo el protocolo establecido por el Real Decreto. Se efectuará posteriormente (pasados 15 días de la desinfección) un control analítico para confirmar la ausencia de Legionella en el agua que se pulveriza por las boquillas.

Otro tipo de instalaciones similares, y que no siempre están controladas, son los túneles de lavado de coches. El mantenimiento preventivo en estos casos sería similar al relacionado para los camiones de limpieza viaria.

Comentarios
  1. Eva Muñoz
  2. Jacinto Diez

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *