Aromatizando el mundo con AromaSPremium | Rentokil Initial

Aromatizando el mundo

    

Imagen de mujer oliendo floresHoy os quiero hablar de sensaciones agradables, y no hablo de pasar conmigo una noche (y no, no tengo abuela).

Hace ya un año que manejo uno de los productos estrella de Rentokil Initial España, los sistemas de aromatización AromaSPremium. Este producto desde que se me presentó hasta hoy no ha parado de darme buen rollo, porque de eso se trata, eso es lo que podemos llegar a transmitir, sensaciones agradables en lugares tan pesados como tu oficina.

Con este producto, desde que realizo una cata de aromas hasta que escucho agazapado detrás de una esquina a la reacción de los clientes, es todo un mundo de sensaciones, y por qué no decirlo, de buen rollo, porque me lo paso muy bien trabajando con AromaSPremium.

¿A qué huelen las nubes? No lo sé, lo que sí sé es a lo que no quiero que huelan y eso es algo que muchos clientes tienen claro en sus instalaciones. Algunos no quieren que sus clínicas u Hospitales huelan a eso… a Hospital. Otros quieren proporcionarles a sus trabajadores unas oficinas con una sensación mucho más despejada y refrescante donde se encuentren activos y donde los problemas derivados del trabajo sean más llevaderos. Tengo clientes que quieren proporcionarles a sus propios clientes una sensación acogedora en sus salas de reuniones o exposiciones para que la experiencia de la estancia y/o negociación sea confortable. Otros simplemente sufren con instalaciones que huelen a culo de mona, y no, no quiero que me preguntéis por qué sé a qué huele eso.

El olfato, este es nuestro sentido más desarrollado y normalmente el más despreciado, a veces parece que solo vemos y oímos, y algunos ni eso… El olfato tiene una conexión directa con el cerebro, en una zona muy próxima a donde se archivan nuestros recuerdos, lo que hace que las sensaciones derivadas de este sentido sean las más potentes. Todos hemos pasado al lado de una persona y al oler su perfume nos ha venido a la cabeza esa novia/o que tenías hace tiempo, o has tenido una sensación agradable al bajarte del coche en tu lugar de veraneo y oler ese aroma inconfundible o te has cagado en todo si lo que reconoce tu olfato es una sensación desagradable.

Estos equipos tienen una tecnología que nos permite nebulizar los aromas, esto significa que creamos una “nube” de nano-gotas (gotas mil veces más finas que un cabello humano) y que puesto que pesan muy poco se mantienen muchísimo tiempo flotando en el aire. De hecho casi siempre que coloco una prueba en un cliente alguien me dice eso de:¡ eh tío! Eso se quema, ¡¡está saliendo humo!! Porque de los equipos sale humo, una nube de aroma que sentimos con nuestro olfato e incluso lo paladeamos, creándonos las sensaciones más agradables según el lugar donde estemos.

En cuanto a los aromas… No voy a desvelar por aquí la gama ya que lo que pretendo es que quieras hacer una cata de aromas conmigo o con cualquiera de mis compañeros y pases un rato divertido y agradable, aquí hago una mención aparte a mi compañero José Ortiz, del cual he aprendido a realizar estas catas y con el que me he divertido mucho en sus cursos. Volviendo a los aromas, solo te voy a decir que son espectaculares, con más de 150 “notas” o diferentes aromas juntos para que la sensación cada vez que huelas sea distinta.

Si nosotros hemos conseguido crear el “olor a coche nuevo” para cierta marca de coches, la cual no nombro a no ser que quieran regalarme un vehículo cual jugador de futbol (si tienes curiosidad busca en ese universo paralelo que es youtube), podemos crear cualquier aroma, cosa que hacemos para todas aquellas empresas o marcas interesadas en tener un sistema de marketing aromático exclusivo como ya han hecho muchas.

Así que imagina que en este mundo de depresión constante en la que nos hemos sumido, podemos llevarte a estados más felices simplemente aromatizando tu mundo. Yo particularmente desde que trabajo con AromaSPremium estoy más contento con mi trabajo, y eso que pertenezco a la generación que nacimos enfadados sin saber por qué.

Comentarios
  1. Belén

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *