Aquellas películas catastróficas... ¿en decadencia? | Desinfestados

Aquellas películas catastróficas… ¿en decadencia?

    

pelisdeplagasEl cine, ese bellísimo arte que se ha merecido una séptima posición y que tan denostado está hoy en día por culpa de unos y de otros (mejor no hablar de las distribuidoras y productoras), es tan rico que nos ha aportado grandes enseñanzas.

Dicen que el juicio que establecemos para decir si una película es buena o mala, más allá de los gustos, está en si nos hace sentir algo y la empatía que sentimos hacia los personajes. Y, para muestra, un botón. ¿Quién no se ha sobrecogido con la historia de “Los Puentes de Madison”? ¿Quién no ha estado en constante opresión en el pecho con “Vértigo”?

Pero también de plagas está lleno el cine (también la Historia, y si no, que le pregunten a Moisés). Con temática típica de película de verano –muchas de ellas para no tener que pensar demasiado- las películas de plagas parecen que están en cierta decadencia. ¿Habrán perdido su tirón comercial o es que ya nos incomoda tanto una plaga de insectos que no queremos verlos ni en la gran pantalla?

Las películas de catástrofes han venido acompañadas por desastres naturales en los que repugnantes insectos, virus y cualquier animal entraban en los hogares y acababan con la vida de las personas. Desde aquellas más “refinadas” de la mano de Bergman, Visconti o Hitchcock con la peste que asolaba “El séptimo sello”, el cólera en “La muerte en Venecia” y los agobiantes pájaros de “Los Pájaros”, hasta aquellas más catastróficas y que reponen en la televisión cada cierto tiempo.

Hagamos un repaso: “Epidemia”, con la propagación del virus del ebola; “Mimic”, de Guillermo del Toro, en la que una epidemia de cucarachas se ceba con los niños; “Beginning of the end”, un clásico no demasiado bien valorado en el que unos saltamontes se desmelenan tras un experimento fallido en una granja;  “Aracnofobia”, un título no demasiado original pero que tampoco necesita más explicación; “Jumanji”, quizás de las más simpáticas del listado, y muchas más que seguro que se os ocurrirán a vosotros.

Puede que alguna de estas propuestas os sean útiles para estas tardes de verano pero, más vale que mientras veis la película en la pantalla y cada cierto miráis de reojo a esa esquina de nuestra casa que siempre está oscura (sí, todos lo hemos hecho), no os encontréis ninguna sorpresa. En cualquier caso, tener a mano el teléfono de un experto en control de plagas, ayuda a dormir mejor.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *