Ahora es nuestro turno: #mapadeplagas | Desinfestados

Ahora es nuestro turno: #mapadeplagas

    

Ya sí que no tienen escapatoria. Ni por aire, ni por tierra. Tanto termitas como palomas están localizadas. Aunque las primeras todavía estén por salir y las segundas parezcan ausentes por la perpetua lluvia, en Rentokil sabemos dónde encontrarlas. No se trata de un rastreador, ni de un GPS integrado, cual colaborador de la CIA. De una forma mucho más tradicional, eso sí, ayudado de la todopoderosa y omnipresente Red, los especialistas en plagas han elaborado un#mapadeplagas en el que están marcados los puntos calientes de estas ‘invasiones’ que acechan.

En Madrid son los barrios de La Latina y Embajadores donde más problemas con estas dos especies se han registrado en lo que va de 2013. Eso sí, las termitas aún están por salir, ya se sabe que la primavera la sangre altera y a ellas las saca de sus caparazones para aparearse y formar nuevas colonias. Por lo que, aunque la primavera no haya empezado como tal, pronto, cuando las temperaturas suban, estos xilófagos saldrán a ‘ligar’ y nosotros, indiscretos, tenemos que fichar sus lugares de recreo para permanecer alertas ante posibles ‘invasiones’.

Pero no sólo en la capital se agrupan las termitas, Alicante, Córdoba o Bilbao son otros de los puntos rojos del #mapadeplagas. En ningún lugar se está a salvo. Así que convirtámonos en detectives y ante cualquier avistamiento acudamos al mapa y pinchemos nuestra chincheta. La información recogida por Rentokil no sólo es útil para mantener informados a los ciudadanos y que puedan prevenir las potenciales plagas, sino que además el trabajo de estos especialistas sirve para divulgar peculiaridades de las termitas y las palomas y ayudan a los científicos a dilucidar sus migraciones y sus métodos de acercamiento y apareamiento.

Cinco años de trabajo no son en vano. Éste es el tiempo que ha tardado Rentokil en reunir los datos necesarios para componer el #mapadeplagas. Ahora es nuestro turno. Y es que mientras que unos se comen la madera y deterioran puertas y mobiliario, las otras deslucen fachadas y plazas emblemáticas de distintas ciudades. Así que para evitar que nuestro negocio u hogar se vea afectado por termitas y palomas, cerquemos su zona de actuación y, en caso de que ya sea demasiado tarde, llamemos a los profesionales en el control de plagas de Rentokil que, con respeto al medio ambiente y a las personas, son capaces de poner fin a cualquier problema de este tipo.