Adivina adivinanza…. Peluda y con patas | Desinfestados

Adivina adivinanza…. Peluda y con patas

    

Adivina adivinanza…

Soy mala, mala, muy mala, peluda y con patas, y con veneno. Tengo docenas de patas, observo, vigilo y acecho…

Mi alimento son incautos que se enredan en mi red, les inyecto su somnífero y listos para comer…

Qué, ¿seguís sin saber quién es? O hay prisa que más pistas os daré:

¿Veis que malísima soy? No lo oculto, lo proclamo. Yo nunca tiro la piedra y luego escondo la mano.

Si el rocío derrocha perlas en mi telaraña, solo es una poesía, caprichos de luz y agua.

¡Ya sí! Seguro que sabéis a quién vamos a dedicar este post: a las arañas.

Ellas que también pican y provocan molestias y alergias.

Las arañas están emparentadas con nuestros amigos los “artrópodos” y son muy, muy numerosas. De hecho el orden Araneae, al que pertenecen, son el séptimo en la diversidad total de especies. Hay más de 45 mil especies ¡Os imagináis! Y más de 100 familias identificadas por los científicos que las estudian.

Curioso ¡Eh! En esta diversidad de familias hay algunas que son realmente peligrosas para los seres humanos. Es más hay quién les tiene verdadero pánico ocasionándoles lo que se conoce como aracnofobia.

Se ha escrito mucha literatura al respecto, ha sido incluso las protagonistas de películas, la más conocida: Arachnophobia, dirigida por Steven Spielberg en 1990. Más cerca a nuestro tiempo quién no conoce a Aragog y su prole del Bosque Prohibido de la famosísima saga de Harry Potter de J.K Rowling.

Tan famosa llegó a ser la Acromántula que los científicos han decidido poner como nombre Lycosa aragogi a una pequeña araña descubierta en Irán hace apenas un año, tal y como citan en el artículo publicado por Zootaxa.

Como os contaba la variedad de arañas es inmensa y algunas son extremadamente dañinas para los “muggles”, es el caso de estas diez especies.

Araña del saco amarillo: vive dentro de las casas, o al aire libre debajo de hojas o ramas de árboles. Miden entre 64 y 127 milímetros de largo y  habita en América del norte. En los humanos puede causar graves heridas en la piel y dejar tejido muerto. Se alimentan de otras pequeñas arañas y diversos insectos e incluso a veces terminan con sus propios huevos.

Araña del saco amarillo

Tarántula ornamental con flecos: residen en zonas de la India, miden 25 cm de largo y existen más de 300 especies alrededor del mundo. Su toxina puede dejar en coma a los humanos. Su dieta consiste en insectos voladores de todo tipo.

tarántula ornamental con flecos

Araña pájaro China: con 20 cm de largo viven en China y Vietnam. Comen grillos, cucarachas y roedores pequeños.  A los humanos solo los ataca si son molestados provocando incluso la muerte si no se trata la picadura.

araña pájaro china

Araña ratón: mide 3,6 cm y recibe este nombre por su parecido con los ratones y es frecuente en Asia. Su picadura provoca nauseas, dolores musculares y sudoración excesiva, entre otros síntomas.

Araña ratón

Araña reclusa chilena: se encuentra en muchos países de Sudamérica. Es extremadamente venenosa, su toxina provoca la muerte incluso tratando la picadura con antídoto.

Araña reclusa chilena

 

Araña espalda roja es habitante de Australia y mide 40 cm de largo. Su mordedura produce convulsiones, insuficiencia respiratoria y coma.

Araña de espalda roja

Araña viuda negra: no deja un macho vivo tras copular con él. Vive en América del norte y mide 3,8 cm. Su veneno es muy potente pero cuenta con antídoto que lo contrarresta.

Araña viuda negra

Araña de Sidney: posee un veneno que es capaz de matar a un niño pequeño en 15 minutos, y a los ancianos. Es muy agresiva e inyecta su veneno varias veces antes de marcharse.

Araña de sidney

Araña de arena de seis ojos: es extremadamente venenosa, así es que hay que mantenerse alejada de ella porque afecta a la coagulación vascular, ocasionando hemorragias y provocando la muerte. Vive en el África y Asia.

Araña de arena de seis ojos

Araña Errante brasileña: es la araña más peligrosa del mundo. Una sola de sus picaduras acaba con la vida de un ser humano. Su veneno es una neurotoxina que causa asfixia y la muerte. Reside en Brasil.

Araña errante brasileña

Así es que ya sabéis, si por casualidad os encontraseis con alguna de estas especies más vale que os alejéis de ellas, aunque sean responsables del control biológico de ratones e insectos en su hábitat natural.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *