A Luis: compañero, profesional....amigo | Desinfestados

A Luis: compañero, profesional….amigo

    

Decía Serrat en la Canción que fa vint ans que tinc vint ans y encara tinc força, Pues Luis tú tienes 25 años en el Sector (casualmente los mismos que llevo yo) y por estas casualidades de la vida, trabajando durante un largo periodo de tiempo a menos de 10 metros el uno del otro, nunca nos encontramos, quizás porque somos muy trabajadores y cuando salía el sol, yo estaba por aquellos mundos de Dios haciendo clientes y tú por los tuyos atendiendo también a clientes.

Pero no, no llegó ese momento a pesar de vivir en San Juan y Luis en Campello, a pesar de ser el sitio donde en las maravillosas noches de verano, suelo acudir a cenar en las terracitas de su Paseo marítimo, no llegaba el día en que nos teníamos que conocer hasta que un año 2.007 y en mi regreso a Rentokil, tras mi etapa empresarial, te conocí y lo digo bien alto y claro, bendito sea el día que te conocí. Me tocó la lotería de Navidad porque has sido la persona en la que más me he apoyado para poder llevar adelante todo el trabajo que se nos vino encima.

En unos momentos tan duros con la venta de mi empresa, la compra de Garpi, la implantación de ICABS, la movida alicantina con todos los movimientos de personal, etc. Encontrar a alguien dispuesto a sacrificar sus horas, su experiencia, su responsabilidad, su profesionalidad para el bien del grupo, era prácticamente imposible y sin embargo, Luis hizo que me sintiera a gusto en mi regreso a Rentokil. Hemos congeniado de tal forma que somos como un matrimonio bien avenido. Y no malinterpretemos estas palabras que aquí en Alicante, somos muy dados a las malinterpretaciones.

En resumen y para concluir, te digo gracias Luis por ser como eres, gracias Luis por poder compartir contigo  todos estos años que llevamos y los que estoy convencido que llevaremos aún ya que si todo sale como debe salir, nos jubilaremos el mismo año. Por eso Luis gracias por compartir el trabajo y todas las dificultades diarias conmigo.

Felices veinticinco años de profesión.