5 consejos para evitar el contagio de enfermedades | Initial

5 consejos para prevenir enfermedades con un gesto muy sencillo

    

Higiene de manos de InitialLas manos sin lavar, o lavadas deficientemente, son un campo de bacterias. Estornudar, ir al baño o hacer deporte sin lavarnos las manos después deja un rastro infinito de gérmenes en las superficies que vamos tocando a nuestro paso. La mano de un compañero al saludar, el teclado del ordenador al volver al sitio de trabajo o el ratón son susceptibles de recibir las bacterias que no hemos eliminado de nuestras manos porque no nos las hemos lavado.

Puede parecer un asunto de sentido común, pero una profesora estadounidense se ha encargado de demostrarlo gráficamente al estudiar la huella inmunológica de su hijo. La madre y estudiosa en cuestión se llama Tasha Sturm y trabaja como técnico del laboratorio de microbiología en el Colegio Cabrillo, en California (Estados Unidos). No dudó en utilizar los juegos entre su hijo y su mascota para hacerle una foto a sus manos contaminadas de bacterias.

Tras los juegos en el jardín entre el niño y su perro, la profesora colocó la mano de su hijo sobre una placa de Petri de 15 centímetros de diámetro, perfectamente esterilizada y rociada con agar (una sustancia que se extrae de algunas algas y se utiliza como medio de cultivo de microorganismos). La mano del niño sin lavar dejó un campo de bacterias sobre la placa, que la madre introdujo en una incubadora a 37 grados centígrados durante 24 horas. Después del día a altas temperaturas, Tasha Sturm dejó la placa infestada de bacterias a temperatura ambiente durante una semana. ¿Cuál fue su sorpresa pasados los siete días? Un jardín de bacterias en forma de mano, la de su pequeño, que demostraba al mundo la cantidad ingente de gérmenes que podemos llegar a acumular en tareas tan cotidianas como un juego con nuestra mascota.

Para evitar que esta foto se repita, nuestros expertos en higiene de Rentokil Initial nos dan 5 consejos para que nuestras manos no lleguen a convertirse en un campo bacteriano.

  1. Aunque las manos no estén visiblemente sucias, deben ser lavadas con agua y jabón siempre durante 20 segundos.
  2. Es un factor clave descontaminar las manos después del contacto con fluidos corporales,  excreciones, membranas mucosas, piel no intacta y coberturas de heridas. Por eso es muy importante usar jabón -si se prefiere se puede usar un producto de base alcohólica-.
  3. En el caso de que se use una toallita impregnada con sustancias antimicrobianas recuerda que no son un sustituto del lavado de manos con agua y jabón. No existen recomendaciones para el uso de otros productos para el lavado de manos en seco que reemplacen las soluciones de base o gel alcohólico.
  4. Tanto o más importante que el enjuagado con jabón y aclarado con abundante agua, es el secado de las manos tras el lavado. Así evitamos que en la humedad que quede proliferen bacterias u otros microorganisnos.
  5. No puede haber excusas para no lavarse las manos antes de comer y después de usar el baño.

No lo decimos solo desde Rentokil Initial, el Ministerio de Salud también informa de que tan solo con un lavado apropiado de manos se pueden prevenir enfermedades como las diarreas agudas y el cólera. Y es que un correcto lavado de manos evita de forma sencilla y económica la transmisión de EDA y cólera, especialmente en niños y niñas menores de 5 años. No olvidemos que las enfermedades diarreicas agudas son las responsables de la mayoría de las muertes infantiles; por lo que con un gesto tan sencillo como el lavado de manos se puede reducir la morbilidad en un 52%.

¿Todavía tienes excusas para no lavarte las manos?

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *